< Volver

¿Es momento de entrar en bolsa?

Asesoramiento & Financial Planning |

A las fuertes caídas registradas en el último trimestre de 2008 y durante gran parte del primer trimestre de 2009 les ha seguido una importante, pero insuficiente aun, recuperación, que arrancaba a mediados de marzo y que ha dejado la rentabilidad anual de las principales bolsas en positivo y el mejor registro de rentabilidad trimestral de la historia reciente.

Todos los indicadores de riesgo, que se dispararon durante los peores momentos de finales de 2008, han retornado a los niveles previos al inicio de la crisis: los tipos interbancarios, los indicadores de riesgo de crédito, la volatilidad… Sin embargo, aunque desde los mínimos de marzo el rebote de las principales bolsas ha superado con creces el 30%, la renta variable está aun lejos de los máximos de 2008.

El activo libre de riesgo ofrece una remuneración inferior al 1% en Europa y del entorno del 0,5% en losEEUU, sin embargo, tal y como leíamos en prensa estos días, el saldo en depósitos supera la capitalización de la bolsa española. Las entidades financieras están ofreciendo, además de productos tradicionales de pasivo (cada vez con menor atractivo, eso sí) fondos garantizados de renta fija, con rentabilidades mínimas esperadas del 2% / 2,5% y a plazos de 2-3 años. La renta fija a más largo plazo, ofrece rentabilidad del entorno del 3% y está en máximos de precio.

La publicación de resultados, en términos generales, está sorprendiendo positivamente al mercado. Las compañías están manteniendo el tipo en lo que a beneficios se refiere, no tanto en ingresos, como es lógico, en un entorno de contracción económica sin precedentes. Los analistas, tanto técnicos como fundamentales, comienzan a ser positivos con las bolsas.

Si la sensación de mercado hace unos meses era muy negativa y los inversores esperaban el rebote para liquidar sus inversiones, hoy parece que las ganas compradoras generan cierta ansiedad. En el mercado se oye: “en el próximo recorte, entro”.

¿Qué hacer con mi cartera en pérdidas? ¿Qué hacer con la liquidez que he generado en este tiempo? ¿Es momento de entrar en bolsa? ¿Qué debo hacer ahora, reducir el riesgo de mi cartera suscribiendo productos conservadores, mantener el nivel de exposición a renta variable o aumentarlo? Son algunas de las preguntas que se hacen estos días los inversores.

Nosotros pensamos que las inversiones deben adaptarse al inversor y no al contrario. Las bolsas, por su valoración y, en relativo respecto de otros activos, han abierto una ventana de oportunidad de inversión no vista en mucho tiempo, lo que supone, en nuestra opinión, una mayor variedad de soluciones posibles que, sin embargo, en ningún caso, pueden obviar los objetivos, circunstancias y perfil de cada inversor.

En este contexto, en Abante hemos trabajado durante los últimos meses en mejorar nuestra metodología para definir estrategias de inversión y recomendar carteras, introduciendo dos aspectos que, tras la crisis, entendemos son fundamentales (una vez ya cuantificadas las necesidades personales y definido el perfil de riesgo y objetivo de rentabilidad de la cartera):

  • El primero, es saber cuál es la rentabilidad esperada de los distintos activos (rentabilidad ex – ante de los activos monetarios, la renta fija y la bolsa) en los próximos años respecto a sus niveles actual de valoración.
  • El segundo, analizar qué porcentaje hay que invertir en cada uno de estos activos en función del momento de entrada y, por tanto, de su valoración.

Desde esta nueva perspectiva nos parece que es el momento oportuno para dar respuesta a tres tipos de situaciones con las que nos encontramos habitualmente:

1.- Aquellos inversores que sobrestimaron su grado de tolerancia al riesgo, acumulan pérdidas en la cartera que desean recuperar, pero a su vez prefieren modificar su perfil de riesgo hacia activos más conservadores. ¿Qué hacer en esta situación?

2.- Inversores que mantienen su perfil de riesgo rentabilidad pero que quieren saber cuándo y cómo recuperar las pérdidas acumuladas. ¿Qué puedo esperar de mi cartera?

3.- Inversores que, estando en liquidez, se plantean la oportunidad de invertir en bolsa ¿Es el momento de hacerlo ahora y cómo?

Cualquiera que sea su caso, merece la pena hacer un ejercicio de revisión de objetivos y perfiles de rentabilidad y riesgo; analizar los escenarios de rentabilidad ex ante para los distintos tipos de activos; y tomar las decisiones oportunas, siempre desde la convicción de que son las inversiones las que deben adaptarse a sus necesidades y no a la inversa.

Permítanos analizar su caso.