< Volver

GESTIONADO POR JUAN MARTÍNEZ Y ARMANDO CUESTA

Abante lanza Biotech Fund, primer fondo español de gestión activa en biotecnología y ciencias de la vida

Información Corporativa | Mercados & Gestión |
Abante Biotech Fund Armando Cuesta Juan Martínez

Abante Biotech Fund, gestionado por Juan Martínez y Armando Cuesta, es un fondo de renta variable internacional que invierte en empresas de biotecnología o ciencias de la vida cuyos productos presentes o futuros tienen el potencial de transformar la medicina tal y como la conocemos. Se trata del primer fondo español de gestión activa que invierte en empresas cotizadas de este sector y su objetivo es batir al Nasdaq Biotechnology Index (NBI) en el medio y largo plazo.

Martínez y Cuesta combinan su visión financiera y científica a través de una metodología propia que emplea análisis fundamental, momentum y técnicas cuantitativas sobre diferentes horizontes temporales. El universo de inversión incluye, principalmente, pequeñas y medianas compañías de biotecnología o ciencias de la vida de referencia en países desarrollados, principalmente en Estados Unidos, dado que es el mercado donde hay más empresas cotizadas y punteras del sector (unas 800 cotizadas frente al medio centenar de empresas relevantes en Europa).

Joaquín Casasús, director general de Abante, explica que “la biotecnología es una megatendencia que tiene mucho recorrido en los próximos años, pero en la que es necesario un nivel de análisis específico por el tipo de compañías. Por ello, en la actualidad observamos que muchos inversores no tienen esta opción incorporada en sus carteras. En Abante consideramos que la opción que tiene más sentido para aprovechar el potencial que ofrece este sector es a través de un vehículo específico de gestión activa como Abante Biotech Fund”.

El fondo: Abante Biotech Fund

El fondo estará invertido al 80-100% y estará compuesto por una cartera diversificada de valores, entre 30 y 40, cada uno de los cuales no pesará, inicialmente, más de un 5% en cartera y que se rotarán de forma activa.

El sector de biotecnología y ciencias de la vida no correlaciona con la macro -como demuestra por ejemplo su evolución durante la crisis financiera en 2008-, permitiendo así al inversor que tenga otros activos “poder diversificar y mejorar la gestión del riesgo”, tal y como destacan Martínez y Cuesta.

 

¿Quiere saber más sobre este producto?

Contacte con nosotros sin compromiso:

Le llamamos 

 

 

Los gestores explican que el proceso de inversión incluye un primer paso de selección de las mejores empresas por su relación entre rentabilidad y riesgo, para después hacer una due dilligence exhaustiva tanto científica como financiera. Los gestores hacen una valoración mediante un modelo propio para determinar el potencial de subida o caída de la compañía cotizada, para, finalmente, analizar el momento de entrada y la filosofía de inversión adecuadas en cada caso.

Martínez y Cuesta controlan el riesgo del fondo diversificando las inversiones por estrategia y horizonte temporal. Incluyen en su cartera compañías con al menos un evento científico importante en el corto plazo, empresas con ingresos estables y recurrentes en el sector de ciencias de la vida, tecnologías con capacidad de tener un impacto innovador en la forma de tratar una enfermedad y gestión activa de la liquidez.

Los gestores: Juan Martínez García y Armando Cuesta Díaz

Juan Martínez y Armando Cuesta llevan tres años trabajando en su modelo y sistema de inversión y desde 2017 tienen su dinero invertido de acuerdo con esta tesis.

Martínez es ingeniero de Telecomunicación por la Universidad Politécnica de Madrid y cuenta con estudios en Administración y Dirección de Empresas por la UNED. Tiene más de diez años de experiencia en el sector financiero tras haber trabajado en JP Morgan y Goldman Sachs, firma esta última en la que fue director ejecutivo del equipo de situaciones especiales en Londres. Cuenta, además, con experiencia en capital riesgo, habiendo trabajado varios años en Magnum Capital.

Cuesta es licenciado en Medicina y Cirugía y Diploma en Estudios Avanzados en Ciencias Biomédicas por la Universidad Complutense de Madrid. Cuenta con experiencia clínica en medicina interna en el hospital Albert Einstein College of Medicine y recibió una beca postdoctoral en la escuela de Medicina de Monte Sinaí ambos en Nueva York, de cuya Academia de Medicina es miembro. Asimismo, ha sido colaborador activo con IBM Watson Health y cuenta con experiencia regulatoria en el desarrollo de ensayos clínicos tras su paso como director asociado en Touchstone Clinical Research.

‘Megatendencia’ con mucho potencial

La biotecnología es una ciencia que, mediante el uso de técnicas de biología molecular (especialmente de ingeniería genética), permite mejorar nuestro entendimiento de los sistemas biológicos y con ello desarrollar productos que sirvan como solución a enfermedades.

La biotecnología moderna empezó a despuntar en la década de 1980 con la aplicación de ingeniería genética en el desarrollo de fármacos, pero fue especialmente a partir de los inicios del año 2000, con la culminación del Proyecto del Genoma Humano y el progreso en Biología Molecular, cuando se dio un importante salto cualitativo y cuantitativo que ha permitido avances revolucionarios en el campo de la salud humana. El Foro Económico Mundial subraya la importancia de la biotecnología en el despegue de la Cuarta Revolución Industrial y subraya que todavía hay un amplio margen de mejora en esta área.

Desde entonces, ha ido creciendo de forma exponencial la investigación y la aprobación de medicamentos, que han contribuido al impulso de las cotizaciones de las empresas del sector. En concreto, el índice NBI ha crecido de forma consistente a un ritmo superior al 12% en los últimos 25 años. Lejos de detenerse, Martínez y Cuesta, señalan que “el aumento del conocimiento y la innovación actuales, junto con una demanda cada vez mayor asociada al envejecimiento poblacional y al aumento de la clase media de países emergentes, aseguran un crecimiento igual o mayor en el medio-largo plazo”.