< Volver

Espelosín (Pangea Insight): adiestrando dos cisnes negros

Mercados & Gestión |

“A los cisnes negros no se les espera y cuando aparecen no suelen hacerlo en pareja”. Si a usted se le aparecen dos de golpe no le quedan muchas opciones: o correr todo lo que puede preso del pánico, con el riesgo de perderse y no  llegar a saber si esa pareja de cisnes pueden convertirse en blancos; o tiene la opción de intentar adiestrarlos para que lo anormal parezca normal, siempre que tenga pico y patas y visos de llegar a ser un cisne blanco normalizado.

Mi profesor de Estadística en ESADE, Dr. Batallé, decía que para superar el miedo a volar no hay nada como, antes de despegar, hacer un simple cálculo estadístico de cuántos accidentes aéreos se pueden producir con los datos que tenemos. Al hacerlo se descubre que la probabilidad de morir en un avión es de 1 entre 11 millones. Recordando aquello, junto a una dosis de “Ave María” a la Virgen de Roncesvalles y a la del Pilar, he conseguido volar sin angustias extremas. Este apunte aeronáutico vino a mi mente cuando en el mes de junio aparecieron de golpe dos cisnes negros en mi fondo, reventando todas las estadísticas normales y haciéndome pasar un verano dedicado al adiestramiento de estas dos criaturas.

La caída de Portugal Telecom desde niveles de 3 euros hasta 1,59 (marcó un mínimo de 1,32 el 8 de agosto) por la “genial idea” de un CFO (director financiero) de invertir 897 millones de euros (35% del market cap) en un bono de una sociedad quebrada perteneciente a unos “amigos accionistas”, lo que creó el mayor escándalo financiero de Portugal. Éste ha sido mi primer cisne negro. Además, la situación de Espírito Santo provocó desde junio una desconfianza en el mercado europeo que ha alimentado mi segundo cisne negro, que sigue siendo el excelente comportamiento del S&P 500. El índice ha avanzado hasta 2.000 puntos, revalorizándose un 4,15% desde junio, frente a una caída del 2,2% de la bolsa de Europa, lo que ha perjudicado mi posición corta en Estados Unidos y larga en el Viejo Continente.

Si quiere leer la carta completa, puede pinchar aquí para descargar el PDF.

Alberto Espelosín, gestor de Abante Pangea [+info]

Me interesa este producto