< Volver

ENCUESTA “JUBILACIÓN Y LONGEVIDAD” DE ABANTE

¿Conservador o arriesgado? Cómo influye nuestro perfil en las expectativas para la jubilación

Jubilación & Pensiones |
jubilación perfil inversor

Nuestro perfil de riesgo inversor tiene bastante relación con cómo afrontamos otras decisiones vitales y con nuestras expectativas sobre el futuro. Esta idea queda patente en los resultados de la encuesta sobre Jubilación y longevidad que ha hecho Abante, de cuyos resultados se desprende que quienes de definen como inversores arriesgados muestran un mayor optimismo respecto a la jubilación y el incremento de la esperanza de vida que los que se declaran conservadores.

Las personas de perfil arriesgado estiman una esperanza de vida superior (84,8 años para los hombres/ 88,7 para las mujeres) que las de perfil moderado (83 hombres /87,3 mujeres) y las conservadoras (82,2 hombres / 86,5 mujeres). Además, ante la posibilidad de vivir 100 años: el 69% de los arriesgados respondieron que sí les gustaría, un porcentaje que baja al 65% entre los moderados y al 55% entre los conservadores. Por otra parte, las personas con un perfil moderado son las que creen en mayor medida que deberían cambiar más cosas en sus vidas si fueran a tener vidas centenarias, entre ellas, empezar a ahorrar antes.

Respecto a la longevidad, a mayor perfil de riesgo, las personas que respondieron a la encuesta se mostraron más positivas respecto a cómo será su futuro. Así, como se ve en el siguiente gráfico, se mostraron más de acuerdo con que los avances sanitarios permitirán mejor salud durante más tiempo y que las nuevas tecnologías facilitarán la vida a la población más mayor o que las próximas generaciones tendrán mejor calidad de vida en la vejez.

jubilación y perfil de riesgo

 

¿A qué edad te gustaría jubilarte?

En general, el grupo más numeroso respondió que entre los 61 y los 65 años (un 46%), seguido por quienes dijeron que entre los 56 y los 60 (el 23%). Si analizamos las respuestas por perfiles de riesgo, los más conservadores respondieron en mayor medida que desean jubilarse entre los 61 y los 64 (48%, frente al 45% de los moderados y el 44% de los arriesgados). Los que tienen perfiles arriesgados dieron respuestas más repartidas y destaca el mayor porcentaje de los que señalaron que se quieren retirar con menos de 50 años (17%) y entre 50 y 55 años (15%).

Por otro lado, cuando más arriesgado, más dispuesto a desarrollar nuevas inquietudes y más importancia dan al descanso en el futuro. Los perfiles más conservadores dan más importancia a la familia dentro de los intangibles para el futuro. Y sobre si están tomando medidas para fomentar aspectos que sean importantes para el futuro: los de perfil arriesgado dijeron un 50% que sí, totalmente, mientras que los moderados dijeron que 54% sí, pero no lo suficiente y los conservadores que 53% sí, pero no suficiente.

Los de perfil arriesgado creen en mayor medida que sí podrán elegir cuándo jubilarse, mientras que los conservadores y moderados creen que no (bien por nivel de ahorro, bien por su profesión) y, además, se lo han planteado en menor medida que los de perfil arriesgado.

Respecto a hacer “sacrificios” para poder adelantar la edad de jubilación: dijeron que no renunciarían a nada el 58% de los conservadores, el 59% de los moderados y el 56% de los arriesgados. Estos últimos renunciarían en mayor medida a practicar sus aficiones, pero no a viajar, y también a la vivienda (13%, frente al 8% de los conservadores o el 11% de los moderados).

La preparación financiera de la jubilación

Respecto a si creen que seguirán manteniendo el poder adquisitivo tras la jubilación: los conservadores dijeron el 34% estar de acuerdo, los moderados el 43% y los arriesgados el 50% están de acuerdo. Los dos últimos grupos son más partidarios de buscar alternativas laborales que les permitan seguir teniendo ingresos que los conservadores.

Cuanto más conservador, mayor preocupación manifiesta por no poder mantener el nivel de vida en la jubilación (71%, frente al 65% de los moderados y el 56% de los arriesgados que se mostraron preocupados). Los más arriesgados son los que más señalan que sí han empezado a tomar medidas económicas para la jubilación y los que más confían en que esas medidas serán suficientes (76%, mientras que entre los moderados el porcentaje es del 68% y entre los conservadores, del 44%). Además, los que más riesgo son capaces de asumir en sus inversiones son también los que señalan que hay que empezar antes a ahorrar para esta etapa.

La encuesta “Jubilación y longevidad”

En Abante pensamos, desde nuestros orígenes, que, para poder ayudar mejor a los inversores, es fundamental conocer sus objetivos personales y su biografía. Creemos que una parte importante de nuestro valor añadido es ayudar a los inversores a entender este nuevo contexto y ayudarles a convertir esa sensación de problema que provoca la longevidad en el nuevo escenario global en una oportunidad.

Para ayudar a los inversores en este nuevo contexto, consideramos importante conocer el punto de partida, qué inquietudes tienen los inversores y cómo afrontan la planificación de la jubilación en la era de la longevidad. Por eso, hemos realizado una amplia encuesta representativa entre los españoles que ahorran para conocer cómo afrontan esta etapa.

Se han realizado más de 800 entrevistas en todo el ámbito nacional, a personas de entre 30 y 65 años (etapa laboral) y con capacidad de ahorro.