< Volver

El impacto de la industria sanitaria en tiempos de alarma

Mercados & Gestión | Conferencias |

Juan Martínez y el Dr. Armando Cuesta, gestores de Abante Biotech Fund, hablan en esta conferencia digital sobre el impacto la industria sanitaria -y, en concreto, del sector de la biotecnología– en la actual crisis sanitaria del COVID-19.

“La pandemia sugiere que debemos reenfocar nuestras prioridades y reconsiderar la importancia de invertir en salud, un sector fundamental para poder mitigar riesgos inminentes para la humanidad, además de posibilitar tener un crecimiento sostenible a largo plazo, tal y como señaló la Asamblea General de la ONU a través de la Agenda 203”, comentaron los gestores al hablar de cómo la crisis sanitaria está poniendo de manifiesto la importancia de los avances en biotecnología, salud e investigación médica.

Durante la conferencia, el Dr. Cuesta puso el foco en las características del virus SARS-CoV-2 y nos habló de los brotes previos, de su estructura externa, de cómo funciona en nuestro organismo, así como de sus síntomas y del balance de casos que hasta la fecha hay confirmados.

Por el lado de los ensayos, tratamientos y vacunas que están en desarrollo, el Dr. Cuesta comentó que a día de hoy “hay más de 100 ensayos clínicos que persiguen conseguir un tratamiento o vacuna que sea eficaz contra el COVID-19”. Así, puso el acento en algunos de los tratamientos bajo estudios más prometedores y nos habló de las nuevas tecnologías que se están empleando algunas empresas para desarrollar sus vacunas.

El potencial del sector

“Hace unos meses, la biotecnología era concebida como un sector muy de nicho y, sin embargo, ahora está muy de actualidad. Los fundamentales no ha cambiado, siguen siendo fuertes y sólidos, lo que ha variado es la percepción del público general”, señaló Martínez, al tiempo que recordaba que el conjunto de empresas cotizadas en el sector biotecnológico tiene un tamaño 3 veces superior al Ibex.

Al hablar del potencial de crecimiento del sector, los gestores comentaron que “se está creando mercado y queda mucho por hacer” y que la biotecnología se encuentra ahora mismo como la tecnología en los años 90. Así, recordaron que la biotecnología responde a las nuevas necesidades que está generando la longevidad con el desarrollo de nuevos medicamentos, fármacos y terapias., para que podamos vivir más y mejor.

“Invertir en biotecnología permite invertir en compañías que ayudan a mejorar nuestra salud y calidad de vida, ofreciendo al mismo tiempo un doble rédito, económico y social, con aplicaciones reales a día de hoy, como, por ejemplo, la cura de la Hepatitis C y muy probablemente el desarrollo de una vacuna contra SARS-CoV-2”, añadieron.