< Volver

“En España hay muy buenos gestores, el problema es su escaso grado de visibilidad”

Mercados & Gestión |

En España hay muy buenos gestores, el problema es que su grado de visibilidad es escaso. Comparado con los países de nuestro entorno, los gestores o boutiques de gestión independientes, aunque cada vez van apareciendo más proyectos, no son muy abundantes y en las grandes instituciones pesa más la marca que las personas que realmente están tomando las decisiones sobre la cartera. El universo Smart-ISH nació hace siete años con idea de hacer más visible al conjunto de profesionales con talento y vocación de gestionar inversiones que existe en España”. Así explica Joaquín Casasús, director general de Abante Asesores Gestión el porqué del proyecto de Smart-ISH.

Una de las consecuencias de esa falta de visibilidad es que, aunque el patrimonio gestionado en fondos de inversión y sicavs por las entidades independientes se ha ido incrementando paulatinamente y desde los algo más de 12.600 millones de 2014 ha pasado a 26.430 millones en 2017, alcanzando una cuota de mercado del 10%, observamos que los bancos (y cajas) españoles siguen acaparando la inversión en fondos, con casi el 80% del patrimonio (210.942 millones de euros).

Esta es una de las ideas que se extrae del Informe Smart-ISH 2018, que presentamos el martes 19 en nuestro auditorio de Madrid, en una conferencia a la que asistieron profesionales del mundo de la gestión activa y en la que intervinieron Santiago Satrústegui, presidente de Abante, Joaquín Casasús, director general, Marta Campello, asset manager, y Ángel Martínez-Aldama, presidente de Inverco.

Martínez-Aldama destacó el “buen momento que vive la industria de gestión española” y la puesta en marcha de los nuevos proyectos de gestión que hemos visto en los últimos años. También señaló que las circunstancias actuales del mercado provocan que “en determinados segmentos sea difícil ofrecer productos a los inversores, sobre todo a los conservadores”.

Por su parte, Campello subrayó que “el mercado español está apostando por la gestión ‘de autor’ o ‘de firma’”, aunque estos todavía representen un porcentaje pequeño del total de la industria de fondos española. Y explicó que la mayor parte de los vehículos del Universo de gestores Smart-ISH invierten en renta variable, lo que se explica porque “intentan aportar valor” en un entorno en el que los activos sin riesgo no pagan.

Smartish Campello i

Muchos de los fondos del Universo han ido creciendo con el paso del tiempo y en la actualidad ya hay seis que superan los 1.000 millones. “La receta para crecer es: consistencia y generación de rentabilidad”. Una idea con la que coincidió Satrústegui en el cierre de la conferencia: “La clave de la gestión es tener un buen track record y es muy importante la consistencia”.

Ángel Olea, director de Inversiones de Abante, explica en el informe que “lo más interesante de lo que está ocurriendo en nuestra industria tiene más que ver con cómo están variando los pesos que, de esa tarta patrimonial, se están repartiendo los distintos actores” y señala que “las diez gestoras españolas más grandes han perdido casi un 2% de cuota de mercado en 2017 respecto a las más pequeñas, en general, independientes”. Y añade: “Está claro que no podemos conformarnos con un mero 10% de gestión independiente, muy por debajo del porcentaje que representan en la mayoría de los países de nuestro entorno. Pero sí empieza a observarse un impulso que puede ser el comienzo de un movimiento más profundo”.

Entre las tendencias destacadas en el mundo de la gestión independiente en España en los últimos años, destacan la internacionalización, la apuesta por los fondos de pensiones y por los fondos de fondos de autor, así como la creación de nuevos proyectos de gestión.