< Volver

EN EL PAÍS

Entrevista a Santiago Satrústegui

Colaboraciones | Información Corporativa |

Santiago Satrústegui, presidente de Abante AsesoresSantiago Satrústegui (Madrid, 1964) es presidente y consejero delegado de Abante Asesores, la empresa de asesoramiento financiero que fundó junto a otros socios hace ya 12 años.

Pregunta. ¿Qué ofrece Abante a sus clientes?

Respuesta. Nuestros principios fundacionales tienen clara una cosa: el cliente es la persona, no su dinero; nos preocupa el individuo que invierte y no cuánto invierte. El cliente es el centro de toda nuestra actividad. Para lograrlo hay que ofrecer unos servicios de mucho valor añadido para ayudarle en la construcción global de su patrimonio y, posteriormente, cuando has definido su plan financiero, llevar su dinero a los mercados para lo cual nosotros hemos apostado por los fondos de fondos que nos permiten elegir a los mejores gestores del mundo.

P. ¿Cuáles son los otros rasgos que les diferencian de la competencia?

R. Un rasgo propio es la independencia. En nuestro accionariado no hay ninguna institución que nos obligue a tomar decisiones estratégicas que se alejen de nuestras convicciones. Que los directivos sean los dueños de la empresa te permite decidir sobre nuestro futuro. Ahora bien, la independencia es una condición, pero por sí sola no basta para generar valor. El cliente necesita que tengas capacidad para ofrecerle valor añadido y para ello debes tener el tiempo suficiente, atraer talento, capacidad para llegar a los productos adecuados… Desde su fundación hace 12 años, Abante ha mantenido su independencia y adicionalmente hemos podido crecer a pesar de las crisis. Hoy ya somos 110 personas, la gran mayoría formadas con nosotros, y con un volumen suficiente para buscar productos atractivos. Dentro de poco alcanzaremos los 1.500 millones de euros bajo gestión y tenemos casi 4.000 cuentas de clientes.

P. ¿Qué objetivos de crecimiento tiene?

R. En Abante no hemos esperado a que la economía mejorase para empezar a crecer. En 2009 eramos 40 personas y ahora sumamos 110 en plantilla. Creemos que tras la crisis los inversores se van a plantear la relación con su entidad financiera de una manera distinta y por eso hemos ganado capacidades para cuando los inversores nos llamen y nos pidan que les ayudemos. Dar una cifra concreta de nuestra previsión de crecimiento es difícil porque estamos creciendo mucho. El mercado va a cambiar mucho en cuanto a la distribución de los productos financieros, será una catarsis espectacular, única. El número de entidades financieras se ha reducido mucho y eso deja sitio para que surjan proyectos con características distintas. Estamos convencidos de que tenemos mucho recorrido y no solo en España ya que la internacionalización es una parte importante de nuestro crecimiento.

P. En los últimos años han llegado al mercado español firmas extranjeras que han adquirido grupos locales a precios bastante altos. ¿Es el suyo un proyecto a largo plazo o si llegase una buena oferta podrán considerarla?

R. Nuestro proyecto es absolutamente a largo plazo. La idea de los fundadores y de los socios que se han ido sumando es jubilarlos aquí. Se nos han acercado muchas veces para explotar sinergias, pero siempre hemos creído que el valor que te da la independencia es fundamental en nuestro proyecto. Otra cosa es que las valoraciones de las operaciones que se han hecho en España sean muy altas. Creo que siempre será así porque no hay proyectos independientes y el que quiere entrar en este mercado tiene muy pocas opciones.

Leer la entrevista completa (El País)

@abanteasesores