< Volver

Irina Matveikova: “La educación del paciente es clave”

Eventos |

¿Nos alimentamos correctamente? ¿Ponemos en práctica hábitos de vida saludables? ¿Vamos al médico de forma rutinaria? Estas fueron algunas de las cuestiones que tratamos hace unos días con la doctora Irina Matveikova, durante una conferencia celebrada en el auditorio Abante sobre nutrición.

Matveikova, licenciada en Medicina de Familia, especializada en nutrición clínica y en trastornos del comportamiento alimentario, dialogó con Santiago Satrústegui, presidente de Abante, sobre la importancia de concienciarnos sobre nuestra salud para vivir más y vivir mejor, algo que, como explicó Matveikova, comienza con nuestra inteligencia digestiva.

”Todo depende de nuestro sistema digestivo. Nuestra salud y nuestra calidad de vida dependen de nuestra salud digestiva. Dentro del sistema digestivo hay una red neuronal que tiene un gran poder sobre nuestra salud mental y nuestras emociones. A través de nuestra salud digestiva podemos controlar nuestra salud mental, prevenir enfermedades degenerativas y neurológicas y mucho más”, explicó la autora de los libros “Inteligencia Digestiva”, “Inteligencia Digestiva para Niños” y “Salud Pura”.

La doctora Matveikova adelantó que se encuentra trabajando en el que va a ser su cuarto libro y que versará sobre inteligencia bacteriana. Así, habló de la influencia que tienen las bacterias en nuestra vida, ayudándonos a tener un sistema inmune fuerte, a frenar el envejecimiento y a vencer infecciones. “El peso que tienen las células bacterianas en nuestro organismo es brutal, 90% somos bacterias”, explicó la doctora.

Educar para prevenir

Durante la conversación, Santiago Satrústegui hizo hincapié en la importancia de cuidar nuestra salud para vivir más años y con mayor calidad de vida y en este punto Matveikova recordó que la educación del pacientes es clave. Ambos coincidieron en que, por lo general, no tenemos la costumbre de ir al médico de forma rutinaria para hacernos simples chequeos si aparentemente estamos bien.

Así, destacaron la importancia de confiar en nuestro médico y de llevar un seguimiento de nuestra salud y pusieron el foco en la importancia de la prevención. “Seguimos buscando soluciones solo para tratar las enfermedades, no para prevenir, ni para evitar que se desarrollen, eso tiene que cambiar. En algún momento la medicina actual tiene que dar un giro y enfocarse más hacia la prevención”, remarcó la especialista en nutrición.

Matveikova también explicó que su método se basa en la medicina personalizada, combinando el enfoque tradicional y el actual, centrándose en prevenir, diagnosticar y educar. En este último punto, habló de la importancia de educar al paciente para que practique hábitos de vida saludable como comer de forma equilibrada, realizar algo de ejercicio y tener un sueño de calidad, porque, como recordó, “el 80% de los casos de cáncer se pueden prevenir con una buena alimentación, ejercicio y con un adecuado estilo de vida”.

Para finalizar, también hablaron de la importancia que juega la vida social en esta ecuación. Muchas veces “estamos tristes o cansados porque nos falta algún nutriente y necesitamos más energía”,  explicó la doctora, al tiempo que remarcó lo relevante que es tener disciplina y una actitud positiva. Así, recordó que está en nuestra mano querer cambiar nuestro estilo de vida y recomendó que, para empezar, podemos realizar pequeños rituales que nos ayuden a cuidar y mejorar nuestra salud.

Puedes ver el vídeo de esta conferencia y de otros eventos celebrados en Abante en nuestro canal de Youtube.