< Volver

EN EL CONFIDENCIAL

Sucesiones, plusvalía, hipotecas… las renuncias de herencias se disparan

Asesoramiento & Financial Planning | Colaboraciones |

Recibir una herencia implica tener que hacer frente a dos gastos fijos, el Impuesto de Sucesiones  y Donaciones y la plusvalía municipal. Belén Alarcón, directora de asesoramiento patrimonial de Abante, habla con El Confidencial sobre este último tributo municipal  y explica que no se paga si no ha transcurrido un año desde la compra de la vivienda y el fallecimiento. En el resto de casos es un porcentaje sobre el valor catastral”.

El diario también pone el acento en las renuncias a las herencias, que se han incrementado en los últimos años, -hace una década se produjeron en España 323.411 herencias, casi un 20% menos que en 2016, mientras que las renuncias se han multiplicado por tres-. Alarcón habla de la burbuja inmobiliaria, como uno de los motivos: “Durante el ‘boom’, las viviendas alcanzaron unos precios de mercado muy elevados y la gente se hipotecaba al 100% para poder comprarlas. Cuando una de estas viviendas forma parte de un herencia, el heredero recibe además de la casa, una hipoteca sobre ella. El problema es que en esos casos, la venta de la vivienda no permite cancelar la hipoteca. Está claro que cuando eliminas el pasivo y los impuestos que hay que pagar a Hacienda o a los Ayuntamientos, te tiene que quedar un saldo positivo para que te compense heredar”.

Aquí podéis leer el artículo completo.