< Volver

Visión de Mercados · Abante Asesores |Julio 2015

Mercados & Gestión |

Abante visión de mercadosSemestre de ida y vuelta en los mercados financieros. Un primer trimestre muy positivo para bolsas y renta fija ha dado paso un mercado más nervioso desde mediados de abril, al enquistarse las negociaciones con Grecia. En el acumulado de los seis meses el resultado es positivo para la renta variable, con un avance de la bolsa mundial (MSCI World) del 3,01%, un 10,14% en euros.

El mercado japonés ha liderado las subidas (+15,0%) y Estados Unidos ha destacado por el lado negativo, cerrando prácticamente plano el semestre. En Europa los resultados también han sido buenos (+10,7%), aunque España se ha quedado un poco rezagada, con una ganancia del 4,8% para el Ibex 35.

visión mercados julio 1

A nivel sectorial hemos visto grandes diferencias, con revalorizaciones próximas al doble dígito en algunos sectores, como farmacia y consumo cíclico, mientras que otros sufrían pérdidas cercanas o superiores al 5%, como ha sido el caso de servicios públicos y energía.

Los activos de renta fija han vivido un semestre convulso. Después de arrancar bien el año y de ver mínimos históricos en muchos tipos de interés –el bono alemán a 10 años llegó al 0,05%- el mercado se giró con fuerza, provocando importantes pérdidas a los inversores.

Tampoco se quedaron atrás las materias primas. El petróleo subió por las crisis de Ucrania e Iraq, aunque también destacaron las ganancias de los metales preciosos y las materias primas agrícolas.

Previsiones y recomendaciones

El domingo 5 de julio los griegos decidieron respaldar la opción del “No” en el referéndum, con una mayoría holgada del 61%, frente al 39% del “Sí”. Aunque desde Europa se había intentado alertar sobre el peligro del voto al “No” y su lectura en clave de salida de Grecia del euro, los griegos han comprado la tesis del Gobierno y le han dado la confianza para que intente alcanzar un acuerdo “más beneficioso” –pero dentro del euro- del que tenían prácticamente cerrado hace un par de semanas.

Llegados a este punto, Alexis Tsipras sabe que el tiempo corre en su contra, con los bancos y mercados cerrados y una disponibilidad de efectivo de 60 euros al día, que bien podría reducirse si no se llega a un acuerdo rápido. Además, si no se consigue un acuerdo rápido, el BCE podría cortar la línea de liquidez que mantiene con vida a los bancos griegos.

Según se conocieron los primeros resultados del domingo, el Gobierno griego comunicó su intención de firmar un acuerdo con sus socios –los que le han prestado el dinero- muy pronto, “incluso en 48 horas”. Además, a primera hora del lunes 6 de julio hemos conocido la dimisión de Yanis Varoufakis, inhabilitado para mantener unas negociaciones rápidas después de haber llamado criminales y terroristas a sus socios.

Los mercados, a pesar de las predicciones alarmistas de los últimos días en caso de producirse un “No”, han abierto el lunes con relativa calma, caídas moderadas de las bolsa y ampliaciones tímidas de las primas de riesgo de los países periféricos. Las noticias que vienen de Grecia alientan la percepción de que bien pudiera llegarse a un acuerdo rápido, probablemente el martes en el Consejo Europeo extraordinario convocado el domingo.

Existen tres posibles vías en estos momentos: la primera es un acuerdo blando que supondría darle la razón a las demandas griegas. No lo vemos muy factible, pues daría aire a los partidos populistas del resto de Europa. La segunda, un acuerdo duro que no dé concesiones a los griegos –complicado de digerir a corto plazo por Tsipras después del “No”- y, en último lugar, la salida de Grecia del euro, que es el camino que ha quedado abierto el domingo si no se produce el acuerdo. Esta tercera opción sería muy mala para los griegos, pero no tanto para Europa, aunque podría generar algo de volatilidad a corto plazo.

En este sentido, creemos que existe una probabilidad razonable de que se llegue a un acuerdo rápido, aunque ahora mismo la situación es bastante impredecible. En cualquier caso, pensamos que Grecia y los acreedores tendrían que llegar a un acuerdo que todas las partes pudieran leer en el sentido que les interesa (tibio, ni muy duro ni muy blando) y que se pareciera bastante a la propuesta que ya había sobre la mesa antes del referéndum.

La semana pasada los mercados no tuvieron una caída demasiado traumática para el ruido que ha habido. Este lunes, como era esperable tras el resultado del domingo, las bolsas están cayendo y la prima de riesgo española se ha ampliado. Sin embargo, los movimientos que estamos viendo no son demasiado pronunciados y las ventas de las últimas semanas no se han llevado por delante la rentabilidad anual.

El mercado está metabolizando la crisis griega con cierta sensatez, el problema afecta esencialmente a los griegos y, como decíamos, el riesgo de contagio en lo económico está bastante delimitado gracias a los potentes mecanismos de defensa con los que hoy cuenta la Eurozona. Vemos buenas oportunidades de compra en las caídas y creemos que hay que aprovecharlas. Como decíamos tras conocerse la convocatoria referéndum, no descartamos que estos días haya incertidumbre en los mercados, es posible que se debilite el euro y aumente la prima de riesgo, aunque pensamos que se mantendrá en niveles razonables y lejos de los alcanzados en 2012.

Por lo demás, la economía mundial sigue creciendo a tasas razonables, Estados Unidos vuelve a hacerlo por encima del 2% -después de un flojo primer trimestre- y en este entorno de crecimiento las empresas son capaces de incrementar sus beneficios.

El segundo trimestre ha sido complicado para las carteras mixtas, pues han caído en precio la mayoría de activos financieros. Solo la liquidez ha servido de refugio. En renta fija, aunque han ganado algo de atractivo los bonos con las últimas caídas, todavía ofrecen poca protección a tipos tan bajos.

En renta variable es donde seguimos viendo las mejores oportunidades a medio plazo. Japón, Europa (más con las últimas caídas) y emergentes ofrecen valoraciones atractivas, sobre todo en un entorno de tan pobre rentabilidad en los activos alternativos.

Mantenemos sin cambios nuestras recomendaciones de inversión. Ligera sobreponderación en renta variable (+5%). Clara infraponderación en renta fija (-10%), activo en el que además buscamos poca direccionalidad en duración, y leve sobreponderación en activos monetarios (+5%).

Resultados y posicionamiento de los fondos

En la siguiente tabla, se puede ver el comportamiento que han tenido los fondos de Abante en los seis primeros meses del año:

visión mercados julio 3

Tras un primer trimestre de fuertes alzas, el segundo ha cerrado con retornos negativos en la mayoría de los fondos gestionados por Abante. La crisis griega, las incertidumbres políticas y el fuerte movimiento en los bonos han sido los principales catalizadores de un trimestre en el que la bolsa mundial ha terminado cediendo cerca de un 4%.

A pesar de esta caída, en el año las rentabilidades continúan siendo buenas debido a un primer trimestre muy positivo para todos los mercados financieros. Pese a las caídas, entre abril y junio nuestros fondos han tenido un buen comportamiento, ya que hemos mantenido una fuerte infraponderación en renta fija y en la parte de renta variable hemos sido capaces de aportar valor con la selección de los fondos subyacentes. En la siguiente tabla, se puede observar el comportamiento de nuestra selección de renta variable europea frente al índice:

visión mercados julio 4

*Datos a 30/06/2015

Dentro de esta selección, destacaríamos la buena evolución de Jupiter European Growth, que acumula el doble de rentabilidad que su índice. La selección de valores por parte del gestor, así como la mejor evolución de la temática de crecimiento han sido las principales razones del excelente comportamiento. En la parte de renta variable americana, hemos decidido sustituir el M&G American Fund por el Robeco Large Cap Equity debido a un cambio de gestor y filosofía del fondo.

En la parte de renta fija, seguimos manteniendo una clara infraponderación en nuestras carteras. Ha sido un segundo trimestre especialmente difícil para este activo debido a que prácticamente todas las categorías han sufrido caídas. La deuda de gobierno de mayor duración ha sido el activo más castigado (-13% en el caso del bono español a 10 años), aunque otros, como la deuda corporativa de grado de inversión y el High Yield, también han cerrado el período con caídas. La deuda emergente en dólares ha sido la única que ha terminado estos tres meses con una ligera ganancia del 0,59%.

Para esta parte de la cartera buscamos estrategias muy activas que categorizamos de dos maneras: fondos flexibles y fondos de retorno absoluto. Los fondos de flexibles cierran un trimestre con caídas medias del 1%, en línea con el índice JP Morgan 3-5 años. Sin embargo, en la parte de fondos de retorno absoluto, hemos visto como algunas de las estrategias han funcionado y han servido de soporte para nuestras carteras:

visión mercados julio 5

*Datos a 30/06/2015

Por el lado positivo, destacan el Julius Baer Absolute Return Bond Fund y el Pioneer Absolute Return Bond, que han mantenido una duración negativa a lo largo del trimestre, lo que les ha permitido generar rentabilidad positiva a pesar del mal comportamiento general del activo. Por el lado negativo, se encuentra el Bluebay IGARB (Investment Grade Absolute Return Bond), que ha sufrido debido a su exposición al mercado de deuda corporativa.

En el apartado de fondos de multiestrategia, hemos observado como las estrategias Long/Short Equity han funcionado especialmente bien en el último trimestre. GLG European Alpha Alternative, Blackrock European Absolute Return y BNY Mellon Absolute Return Equity han tenido rentabilidades cercanas al 1% en línea con su objetivo de rentabilidad de ofrecer Cash + 400 puntos básicos. En este apartado, el fondo Morgan Stanley – Diversified Alpha Plus ha sido el mayor detractor con una caída trimestral del 5%.

Por último, en el apartado de bolsa flexible los resultados obtenidos han sido satisfactorios. A pesar de haberse tratado de un trimestre convulso a nivel de mercados, varios de nuestros fondos subyacentes han aportado rentabilidad positiva. El fondo GAM Global Selector de Gifford Combs terminó el trimestre con una subida del 2,74% tras un inicio de año complicado. El fondo ha mantenido una exposición a renta variable inferior al 50% en compañías que el gestor considera muy infravaloradas.

Otro fondo que ha tenido un comportamiento positivo en el trimestre ha sido Belgravia Beta. Además de una selección de valores muy acertada (Aena, TomTom), el fondo se caracteriza por una gestión muy activa de la exposición que mantiene al mercado. Este vehículo gestionado por Carlos Cerezo forma parte de nuestras carteras desde hace más de 10 años con unos resultados muy satisfactorios:

visión mercados julio 6

*Datos a 30/06/2015

 Puedes descargar el documento completo en PDF