< Volver

Visión de mercados | Febrero 2021

Mercados & Gestión |
Visión de mercados

Empezamos el año con una sensación agridulce. Durante las primeras semanas del mes, veíamos cómo las bolsas mundiales avanzaban en su conjunto, pero las noticias relacionadas con la pandemia, concretamente el retraso en la producción y distribución de las vacunas y la extensión de las restricciones, especialmente en Europa, provocó que tuviéramos cierto estrés en la última semana del mes, borrando las rentabilidades conseguidas anteriormente. Por el lado positivo, el viernes 29, la EMA (Agencia Europea de Medicamentos) emitió una opinión favorable a la vacuna de AstraZeneca y Oxford, lo que hizo que la Comisión Europea la aprobase, convirtiéndose así en la tercera vacuna disponible en Europa.

El índice mundial de renta variable ha retrocedido en enero un 0,83% en moneda local, mientras que en euros ha caído un 0,35%, gracias a la apreciación del dólar. La bolsa de Estados Unidos ha bajado un 1,03% (0,32% en euros), mientras que en Europa ha retrocedido un 0,79% (2% en el caso del Euro Stoxx 50) debido al empeoramiento de los datos relacionados con la pandemia a final de mes. Destacan positivamente Asia Pacífico y los países emergentes, con una ganancia del 3,7% en el mes. Japón, por su parte, ha retrocedido un 0,3% en euros.

A pesar de los retrasos en la vacunación, sobre todo en Europa, seguimos confiando en que las vacunas -como comentábamos antes, están a punto de aprobarse dos adicionales-, la mayor inmunidad adquirida por los contagios y el mejor tiempo (factor estacional), puedan producir una mejora sustancial en la evolución de la enfermedad en cuestión de semanas y una vuelta a una cierta normalización de la actividad en unos meses. La buena evolución de los datos recientes de contagios en Reino Unido y Estados Unidos, son un motivo para el optimismo en este frente.

Para febrero, mantenemos una exposición sobreponderada en renta variable, que se sitúa en el 55%, un 5% superior al nivel neutral. Mantenemos sin cambios la inversión en renta fija (35%) y mantenemos en un 10 % el peso en activos monetarios.

Para leer el documento completo, podéis descargar el PDF.