< Volver

Fondos de fondos: carteras globales eficientes para capear entornos complicados

Mercados & Gestión |
Abante Fondos de fondos carteras globales

Los fondos perfilados han acercado a los inversores la figura del fondo de fondos, aunque no todos los perfilados tienen que serlo, ni todos los fondos de fondos responden a perfiles. Este vehículo que invierte en otros fondos de inversión es la fórmula más eficiente para la mayoría de los inversores de acceder a los mercados financieros, puesto que les permite tener una cartera global, bien diversificada, con gestión profesional y acceso a los mejores gestores del mundo.

El fondo de fondos nos proporciona eficiencia en la gestión de nuestro patrimonio en mercados turbulentos, ya que permite gran flexibilidad e inmediatez para ajustar las inversiones y cubrir la cartera en momentos en los que la incertidumbre y la volatilidad dominan el comportamiento de inversores y mercados financieros. Con un solo vehículo podemos ajustar nuestra exposición al riesgo y la distribución de activos en cada momento, sin tener que salirnos del mercado para volver a entrar. Así, el fondo de fondos evita la ineficiencia de las carteras discrecionales y facilita la implementación de decisiones tácticas.

El fondo de fondos nos permite acceder a los mejores gestores a nivel global, construyendo una cartera equilibrada en la que combinemos gestores con estilos y estrategias de inversión diferentes. Así, nos permite sacar el máximo partido a una idea de inversión y diluir los riesgos si una estrategia concreta lo hace mal, también nos posibilita combinar gestión activa con gestión pasiva, eligiendo la más adecuada para queda tipo de mercado o zona geográfica.

En un entorno de volatilidad y de mercados complicados, el fondo de fondos nos permite reaccionar con agilidad. Tal y como destaca Santiago Satrústegui, presidente de Abante, cuando explica las ventajas de elegir fondos de fondos frente a otras opciones como las carteras de gestión discrecional: “En marzo nos dimos cuenta de que las circunstancias habían cambiado totalmente respecto a enero, había que estar en otro tipo de inversión muy diferente para amortiguar las caídas y aprovechar las oportunidades y la posible recuperación”.

Y añade: “La gran ventaja de los fondos de fondos es que hemos podido implementar los cambios que requerían las circunstancias de una forma inmediata, y los partícipes no han tenido que salirse del mercado, una decisión que en momentos en los que el mercado cambia tanto de un día para otro puede perjudicar mucho a la rentabilidad que conseguimos”.

 

 

El fondo de fondos tiene la ventaja de delegamos la elección de estilos de gestión, de distribución de activos o por áreas geográficas a gestores profesionales, evitando dejarnos llevar por la emocionalidad que nos afecta a todos y que nos puede llevar a cometer errores, como por ejemplo haber desinvertido a finales de marzo a la espera de que pasara la tempestad para volver a entrar en el mercado. En definitiva, el fondo de fondos permite tomar decisiones para mejorar la rentabilidad y/o reducir el riesgo.

“Recomendamos estar invertidos de forma estructural, en nuestro nivel de riesgo, para tener buenas rentabilidades en el largo plazo”, subraya Satrústegui. “Esa emocionalidad que nos afecta a todos cuando atravesamos momentos de crisis en los mercados hay que pasársela al gestor profesional”, destaca.

Porque hay que tener claro que las emociones nos van a afectar siempre, pero que tenemos que aprender a convivir con la volatilidad de los mercados. Y tenemos por delante meses que podemos calificar de interesantes en los mercados financieros. Y, como recuerda Marta Campello, socia y gestora de Abante, “no se trata de invertir o no, se trata de tener una cartera robusta, de la mano de buenos gestores, que tomen las decisiones oportunas en el momento adecuado, y dejarse acompañar en ese camino por los mejores profesionales”.

Además, y volviendo a sus ventajas, los fondos de fondos tienen valor liquidativo diario e histórico, lo que permite a los inversores un análisis y evaluación adecuada de las opciones, una transparencia que no existe en las carteras discrecionales. Como fondo de inversión tiene una serie de ventajas financieras y fiscales sobre la inversión directa en los diferentes activos: es transparente y líquido, ofrece seguridad, permite diversificar, acceder a una gestión profesional, aprovechar economías de escala y retrasar el pago de impuestos (al momento en que se rescata). Y todo ello sin olvidarnos de que el fondo de fondos puede competir en rentabilidad con cualquiera de los fondos de inversión dentro de cada categoría.