< Volver

Abante lanza dos fondos de fondos con clase ‘limpia’ para anticipar MiFID II

Abante Índice Bolsa y Abante Índice Selección invertirán en ETF y fondos índice

Información Corporativa | Mercados & Gestión |
abante-personas

Abante ha lanzado dos nuevos productos (Abante Índice Bolsa FI y Abante Índice Selección FI) que invertirán en fondos cotizados (ETF) y fondos índice, para completar las gamas fondos de fondos que tiene en la actualidad y ofrecer a los clientes la posibilidad de acceder a diferentes temáticas de inversión de una forma sencilla. Además, ambos productos ofrecen una clase de acciones “comisión limpia” para separar el pago del asesoramiento del de la gestión, adelantando así las opciones disponibles ante la entrada en vigor de la normativa europea MiFID II sobre instrumentos financieros.

Joaquín Casasús, director general de Abante Asesores Gestión explica que más allá del debate tradicional que confronta gestión activa y pasiva, por costes y rentabilidad, la idea de lanzar dos fondos de fondos que inviertan en ETF y fondos índice es la de aprovechar las ventajas que ofrecen estos instrumentos, realizando una gestión activa en la construcción de las carteras con los mismos.

“Hemos visto que en los últimos años ha habido un gran desarrollo de la industria de los ETF y, además de los tradicionales que permitían la exposición a diferentes mercados y sectores, ha surgido una nueva generación de fondos cotizados con los que puedes tener exposición a grandes macrotendencias (como pueden ser, por ejemplo, envejecimiento, disrupción tecnológica, cambio climático, etc.), que están para quedarse por un tiempo. Son temáticas que retribuirán razonablemente bien, dado que tienen bastante recorrido. Estos nuevos ETF son herramientas que como gestores tenemos a nuestra disposición para acceder a estas tendencias y que complementan nuestras dos gamas de fondos de fondos”, explica Casasús.

Así, en Abante Índice Bolsa y Abante Índice Selección “la parte activa de gestión se aplicará antes, en la selección, dentro de la amplísima oferta que hay de ETF, de los productos que van a entrar formar parte de nuestros fondos”, destaca Casasús, que señala que “la decisión de gestión activa más importante que hay que tomar es la de cuánta exposición quieres a diferentes tipos de activos, como renta variable, y a los distintos mercados, así como el estilo de gestión que buscas”.

Abante Índice Bolsa y Abante Índice Selección

Abante Índice Bolsa FI es un fondo de fondos de renta variable internacional con un perfil de riesgo del inversor 5 en la escala del 1 al 7 que marca la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y toma como referencia la rentabilidad del índice MSCI World. Tendrá una exposición a renta variable superior al 75% e invertirá el resto en activos de renta fija (pública o privada), así como activos monetarios líquidos. También podrá operar con instrumentos derivados.

Por su parte, Abante Índice Selección FI es un fondo de fondos de renta variable mixta internacional con un perfil de riesgo del inversor de 4 en la escala del 1 al 7, que toma como referencia de rentabilidad: un 50% del MSCI World Index, un 40% del JPM EMU Bond 1-3 Index y un 10% del Eonia. La exposición a renta variable se situará entre el 30 y el 75% y el resto del patrimonio se invertirá en activos de renta fija y activos monetarios.

En ambos casos, se podrá invertir en IIC (Instituciones de Inversión Colectiva) que utilicen estrategias de Smart Beta, porque, como explica Casasús, aunque “el mercado es razonablemente eficiente, no lo es del todo y se han estudiado varias ineficiencias que se dan con cierta frecuencia y que determinados productos intentan aprovechar a través de factores para invertir, por ejemplo, en compañías infravaloradas, o por momentum, o en small caps…”.

Clases ‘limpias’: separar el pago de asesoramiento y gestión

Cada fondo tiene dos clases, una de ellas ‘limpia’ para aquellos clientes que acrediten que ya pagan comisión por asesoramiento financiero en una entidad. “Supone un paso más para adaptarnos a la entrada en vigor de MiFID II, con la idea de ofrecer al inversor la opción de separar el pago de la gestión del que realiza por el asesoramiento”, señala Casasús. Los inversores que elijan pagar solo por la gestión del producto, podrán estar asesorados tanto a través de nuestra EAFI, como por otras entidades.

“Una de las grandes cuestiones con la entrada en vigor de la nueva normativa será la semántica sobre el significado de gestión y asesoramiento. Nosotros creemos que el primer término tiene que ver más con el dinero y el segundo con la persona (conocer sus necesidades, su perfil, qué nivel de riesgo quiere o puede asumir, que rentabilidad necesita para lograr sus objetivos vitales o profesionales…)”, explica el responsable de la gestora de Abante. Y añade: “Creemos que con la entrada en vigor de MiFID este es el camino que se seguirá en el cobro de las comisiones y queríamos ir, una vez más, por delante para darle la mejor oferta posible al cliente”.

De esta forma, en la clase ‘limpia’ la comisión de gestión será el 0,5% sobre el patrimonio, mientras que en la clase A la comisión será del 1% sobre el patrimonio e incluirá el asesoramiento por parte de Abante. En ambos casos, la comisión sobre resultados será del 9% y la de depósito, del 0,1%. La inversión mínima inicial es de 10 euros.