Organizar mi planificación sucesoria

¿Qué queremos para los que queremos?

A las personas nos cuesta pensar en el futuro y trazar planes de largo plazo. Y entre las cosas que solemos posponer está la planificación sucesoria, pese a su relevancia para los nuestros. Porque los imprevistos ocurren, plantearnos hoy qué querríamos para ellos si faltáramos nos permite controlar la gestión de nuestro patrimonio a largo plazo, adelantar decisiones y evitar problemas a nuestra familia.

Si te has hecho alguna de estas preguntas…

  • ¿Es mejor donar o dejar en herencia y qué parte de mi patrimonio puedo donar para no poner en riesgo el resto de mis objetivos?
  • ¿Me interesa rescatar el plan de pensiones o es mejor dejárselo a mis herederos?
  • ¿Qué opciones tengo para repartir mis activos como yo quiera?
Interrogantes

…en Abante podemos hacer algo por ti

Planificar la sucesión no se limita a hacer un testamento. Lo primero es tener una imagen precisa de nuestro patrimonio, para poder organizarlo de una forma realista. Y decidir cómo lo queremos repartir y cuándo hacerlo. Te ayudamos a valorar en qué casos interesa hacer una donación en vida o aprovechar las ventajas que nos ofrecen los seguros, valorando las implicaciones fiscales de cada opción. Siempre teniendo en cuenta tu plan financiero y personal, presente y futuro.

En Abante podemos hacer algo más por ti

¿Y si cambias el punto de vista para tomar las mejores decisiones?

Nuestro Financial Life Planning es el servicio que te ayuda a proyectar tu vida futura para que puedas cumplir tus objetivos.

Sucesión y cambios fiscales

¿Qué impuestos debo tener en cuenta al pensar en mi sucesión? ¿Me interesa hacer una donación en vida? En la primera conferencia de nuestro ciclo sobre planificación sucesoria, Belén Alarcón, socia y directora de Asesoramiento patrimonial, pone el foco en la importancia de trazar -con tiempo- un plan financiero y fiscal que tenga en cuenta, también, la parte personal, familiar y patrimonial para ganar tranquilidad para el día de mañana.

¿Tienes otros objetivos?