< Volver

EN EL CONFIDENCIAL

Ante el virus: “Primum vivere, deinde… la economía”

Colaboraciones |
Ante el virus: “Primum vivere, deinde… la economía”

Santiago Satrústegui, presidente de Abante, reflexiona en su blog de El Confidencial sobre los últimos acontecimientos derivados de la expansión del coronavirus y cómo lo podemos afrontar, desde todos los ámbitos, priorizando la parte sanitaria y la contención de la enfermedad.

Así, señala que el virus COVID-19 ha puesto de manifiesto nuestra vulnerabilidad y, “aunque estoy seguro de que terminará haciendo salir lo mejor de nosotros y de nuestras sociedades, está suponiendo un ‘shock’ brutal que estamos poco a poco digiriendo”.

En este sentido, comenta que nos estamos enfrentando a un problema complejo, por lo que no hay soluciones sencillas. “Realmente son dos problemas distintos que, aun estando íntimamente relacionados, se deberán solucionar en un orden temporal que ya es evidente. Primero la epidemia y luego la economía. ‘Primum vivere, deinde philosophari’, decían ya los romanos. Hay que detener el contagio de la enfermedad para que los sistemas sanitarios no colapsen y que las personas mayores y las que tienen patologías previas, que son las que verdaderamente están en riesgo, aumenten sus posibilidades de sobrevivir”, escribe.

Satrústegui señala que, cuando pase el momento crítico de los contagios y los centros sanitarios puedan ir volviendo poco a poco a la normalidad, nos habituaremos a convivir con una nueva enfermedad respecto a la cual en el plazo de un tiempo esperamos también que tengamos ya tratamientos más precisos y, un poco más adelante, hasta una vacuna. Después de pasar esta fase crítica, y no antes, destaca, es cuando deberemos hacer las valoraciones del impacto económico en la economía en general y poner en marcha todas las medidas que ya están anunciando todas las autoridades que están dispuestas a poner en marcha.

“Para mí, los mercados, con el nivel de caída que llevan, ya han descontado de sobra los efectos en las valoraciones del parón económico que se va a producir”, sostiene. Así, respecto al comportamiento que están teniendo ahora las bolsas de todo el mundo, el presidente de Abante explica que la volatilidad va a seguir durante las próximas semanas, lo que va a poner a prueba los nervios y las convicciones de mucha gente. Por ello, concluye señalando que “si no nos hace falta ahora mismo el dinero y hemos invertido en función de un plan, no tiene sentido vender al precio que están poniendo al mercado los inversores forzosos o los que se están asustando más”.

Aquí podéis leer el artículo completo.