< Volver

Asesoramiento financiero certificado para afrontar entornos inciertos y complejos

Asesoramiento & Financial Planning |
EFPA FORMACIÓN

Dar el mejor asesoramiento financiero para ayudar a las personas a acudir a los mercados financieros para alcanzar sus objetivos vitales requiere, necesariamente, que los profesionales que se dedican a ello tengan la formación adecuada y un nivel de conocimiento elevado, tanto desde el punto de vista técnico como desde el punto de vista humanístico. Porque el asesor financiero tiene que comprender los retos y problemas a los que se enfrentan los clientes y ayudarle a enfocar esas necesidades, pero también darle la mejor recomendación para la gestión de su patrimonio, desde el punto de vista financiero y fiscal.

Con motivo de la entrada en vigor de la directiva europea sobre mercados de instrumentos financieros MiFID II, en los últimos años se ha hablado y escrito mucho sobre la formación de los profesionales encargados de dar asesoramiento financiero a los inversores particulares, sobre qué requisitos mínimos debían alcanzar los asesores para poder proporcionar un servicio de calidad. La normativa europea exige unas certificaciones mínimas para poder dar este servicio a inversores y hemos visto que han proliferado entidades y escuelas que ofrecían dichas certificaciones, unas más exigentes que otras.

Como inversores deberíamos exigir que la persona que se sienta con nosotros para ayudarnos a diseñar nuestro plan financiero para alcanzar nuestros objetivos vitales, profesionales y familiares tenga el nivel formativo y de interlocución máximo, pues se trata de conversaciones y decisiones fundamentales para nuestro futuro y el de nuestras familias, en las que entran en juego multitud de variables.

En este sentido, EFPA España, la asociación de asesores y planificadores financieros que forma parte de la asociación europea, que nació hace dos décadas como una iniciativa de autorregulación de los servicios financieros, ha tenido desde sus orígenes como objetivo asegurar el nivel de conocimientos y la formación continua de sus asociados a través de sus programas formativos y de certificación.

En un contexto como el actual, el buen asesoramiento financiero cobra cada vez más relevancia, dado que vivimos en un entorno en el que la incertidumbre es elevada -con la crisis del COVID-19 esta ha aumentado- y en un mundo interconectado en el que la demografía hace imprescindible ocuparnos de nuestras finanzas y nuestro patrimonio para evitar preocuparnos por el futuro.

Tal y como explica Santiago Satrústegui, presidente de Abante y presidente de EFPA España, esa “incertidumbre ante el futuro y la situación económica se refleja en el comportamiento de los mercados y en la toma de decisiones de carácter financiero por parte de los ahorradores particulares”.

Y añade: “La clave en momentos donde existen pocas certezas y muchas incertidumbres pasa por buscar asesoramiento financiero con la ayuda de los mejores. En este escenario, donde el inversor particular acude preocupado a su entidad, en busca de soluciones para proteger sus ahorros, se pone en valor el papel que juegan los profesionales del asesoramiento financiero, que son los que cuentan con los conocimientos, los materiales y la trayectoria profesional para gestionar de forma oportuna las decisiones de los clientes en un momento de máxima incertidumbre y volatilidad en los mercados”.

En este sentido, Satrústegui destaca que, en este contexto, “resulta fundamental reivindicar con más fuerza la importancia de la formación financiera como mejor catalizador para alcanzar los objetivos y la libertad financiera”. Y subraya: “EFPA refleja, con seguridad y sin rodeos, que la asociación ha sabido responder ante un tiempo complejo e incierto, como un actor fundamental en la industria financiera”.

Las certificaciones profesionales de EFPA, que están recogidas en el listado de la Comisión Nacional del Mercado de Valores de títulos que acreditan el cumplimiento de los requisitos recogidos en la guía técnica del supervisor, miden competencias y conocimientos que se basan en el ejercicio profesional del asesoramiento financiero, que son evaluados por comités independientes. Las cuatro certificaciones que ofrece EFPA son, de mayor cualificación a menor: European Financial Planner (EFP), European Financial Advisor (EFA), European Investment Practitioner (EIP) y European Investment Assitant (EIA).

En Abante siempre hemos apostado por la formación de los profesionales que integran nuestro equipo, como base para ofrecer el mejor asesoramiento financiero a los inversores en un mundo cada vez más complejo. Por ello, todos los años realizamos un programa de formación específica que culmina con la certificación de EFPA, por lo que, en la actualidad, casi el 75% de los profesionales de Abante, independientemente del puesto que ocupen, tienen alguno de los certificados de la asociación y un 15% de la plantilla, de las incorporaciones realizadas en el último año, se encuentra en el proceso de preparación para obtener el certificado EFA.

 

banner efpa