< Volver

Elegir renta fija para tu plan de pensiones puede ser nefasto

Asesoramiento & Financial Planning | Mercados & Gestión |

abante icons Dos colores-54En España la mayoría de los ahorradores prefieren elegir planes de pensiones de renta fija y garantizados. Sin embargo, esta opción puede ser nefasta para el ahorrador que decida contratar ahora o traspasar su plan. Las rentabilidades obtenidas por los fondos de inversión y planes de pensiones gracias a la deuda (en el pasado) no se van a repetir en el futuro.

La combinación de no obtener remuneración por nuestro dinero con que los precios vayan subiendo gradualmente –el objetivo de inflación que persigue el BCE es el 2%- puede dar lugar a una situación nada provechosa para el ahorrador que quiso conservar su dinero, pero que puede perder la capacidad de compra que tiene ahora.

En los bonos, cuando los tipos bajan –como ha pasado ahora- sube el precio. Así que, por un lado, el bono comprado en 2012 vale ahora más y, por otro, paga un cupón alto si decidimos mantenerlo. Pero dado que a la rentabilidad le queda poco margen de bajada (está ya en mínimos), los bonos en los que se invierta ahora tienen escasas posibilidades de que su precio se revalorice y, además, van a pagar cupones muy reducidos.

Por lo tanto, cuando suban los tipos –en uno, dos, tres años…- lo que sucederá es que el valor liquidativo de fondos de inversión y de pensiones que hayan invertido ahora en deuda caerá. Y si restamos inflación y comisiones, la rentabilidad real de nuestras inversiones puede llegar a ser negativa.

Esto se puede ver con un ejemplo en el que estimemos una inflación media del 2%. La inversión en un producto que nos dé un 2,8%, si estimamos unos impuestos del 27% nos deja una rentabilidad anual y a diez años real del 0%. Por debajo de ese 2,8%, si el índice de precios avanza, perderemos dinero.

La distribución de activos es uno de los errores más comunes que se comenten en la planificación del ahorro para la jubilación, como vimos en el Informe sobre La industria de planes de pensiones. La preferencia por la renta fija frente a la variable y el éxito de comercialización de los planes garantizados nos lleva a concluir que la rentabilidad esperada para los próximos años para la mayoría de los ahorradores en planes de pensiones es, prácticamente, cero.

Abante planes de pensiones distribución de activos

La rentabilidad media anual de los planes de pensiones garantizados del sistema individual a diez años es del 2,6% y a cinco años, del 2,61%, de acuerdo con los datos de Inverco. En el caso de los planes de pensiones de renta fija a largo plazo, el rendimiento medio anual que ofrecen es similar: 2,36% a diez años y 3,17% a cinco.

Por lo general, estos fondos tienen por debajo carteras de bonos que mantienen a vencimiento y su rentabilidad depende de lo que hagan dichos títulos de deuda, que, en la mayoría de los casos, suelen ser bonos gubernamentales (y, sobre todo, españoles). En las rentabilidades que han ofrecido hasta ahora ha sido clave la duración de la cartera. En el punto en el que estamos, lo que les queda por ofrecer a los planes de este tipo comercializados hasta ahora es residual o negativa, según el análisis realizado por Abante.

Ante esta situación, lejos de desanimarnos, podemos optar por buscar los planes de pensiones que sí nos dan la rentabilidad, que los hay. Es aconsejable elegir los productos que cuentan con una gestión activa y de calidad. Planes que con la gestión atrapen no solo lo que se conoce como beta del mercado, es decir, las oportunidades de rentabilidad que ofrece de por sí, si no que traten de buscar un extra gracias al saber hacer de los gestores, tal y como señalábamos en el anterior documento sobre la importancia de una buena gestión para los planes de pensiones.