< Volver

Espelosín: “Se puede estar fraguando una oportunidad de compra relevante”

Mercados & Gestión |

Querer asociar el brexit a que la puerta se ha abierto para que otros países de Europa sigan el mismo camino es no tener en cuenta el elemento crucial, que reside en el hecho de que los británicos han votado con una libra esterlina y no con un euro. Los populismos de derecha e izquierda intentarán hacer su agosto, pero la existencia del euro saldrá reforzada básicamente porque Alemania va a ser la primera interesada en hacer una cruzada veraniega en favor de la sensatez que permita seguir el camino de las reformas.

Los insensatos que piensen que vivirán mejor saliendo del euro para volver a sus divisas originales tiene que asumir, en primer lugar, que las deudas se pagan y la devaluación que se produciría en esos países haría inaguantable la deuda actual, los tipos se dispararían y las severas caídas de PIB e incómodas inflaciones harían que los propios alentadores del anti europeísmo pidieran asilo de nuevo.

Es obvio que los británicos, con su libra propia y conduciendo por otro lado, han querido de Europa durante los últimos años las ventajas, pero no las obligaciones. Y ahora que nos enfrentamos a retos tan importantes como la presión de salarios, la inmigración y los populismos, han decidido que no quieren ver estos temas en sus islas. Eso sí, menor crecimiento y mayor inflación, serán los nuevos retos que verán los británicos y veremos hasta qué punto son capaces de manejarlos  de manera aislada. Probablemente, en breve, se sentarán de nuevo a pedir una reorganización de las condiciones originales.

No voy hacer una loa al optimismo, ya que, sin duda, los eventos que estamos viviendo son muy serios, pero sí creo que a partir de ahora y ante la caída de los mercados y la volatilidad que podemos sufrir durante la segunda parte del año, se puede estar fraguando una oportunidad de compra relevante.

Pangea ha adoptado desde hace tiempo una posición conservadora y al tiempo que escribo estas líneas, el fondo, en un día tan complejo como hoy, sube un 0,5%. Cuando veo la cartera de contado no hay un solo valor que quiera vender ahora y cuando veo la amplia liquidez que tengo no veo más que posibles futuras oportunidades de inversión.

Si los mercados continúan cayendo, creo que podemos comprar con margen de seguridad, definiéndolo, en el Euro Stoxx 50, como la zona comprendida entre 2.700 y 2.450 puntos. En Ibex creo que comprar por debajo de 7.750 puntos y hasta la zona de los 7.350 puede resultar en plusvalías a medio plazo de más del 20%.

Respecto al sector bancario, aunque creo que se enfrenta a retos importantes por la situación de tipos cero, creo que las entidades del Euro Stoxx 50 Bancos presenta una oportunidad de compra por debajo de 85 puntos y hasta los 75. Telecomunicaciones es otro sector en el que creo que se pueden obtener rendimientos superiores al 20% en menos de dos años, comprando Telecom Italia por debajo de 0,70 euros, Telefónica, por debajo de 8 euros y France Telecom por debajo de 13,5 euros.

Todos estos niveles de índices y acciones son los que Pangea va a trabajar en los próximos meses, con la idea subyacente de incrementar la exposición a renta variable para aprovechar la oportunidad que el mercado nos va a ir dando. Los procesos de formación de suelos son lentos y creo que con tranquilidad hay que ir implementando las estrategias comentadas.

Europa se enfrenta a un momento en el que la unión es más necesaria que nunca, pero también es necesario hacer una redefinición clara de lo que queremos ser en el futuro y cómo afrontar los grandes retos que tenemos desde una estructura política más flexible, dinámica e integradora. No es día para ser víctima del pánico y les recuerdo que las mayores oportunidades se producen en situaciones de este tipo, pero buscando al menos cuatro zonas de entrada para cubrirnos de las posibles caídas que pueden seguir sucediendo, yo la primera bala la utilizaría en esta zona.

Miren el Bund alemán estos meses, la zona -0,15%/-0,20% puede que marque el final de este movimiento bajista. La debilidad de la libra por su abultado déficit por cuenta corriente y déficit público va a provocar que las exportaciones de Reino Unido se disparen y que el turismo se crezca con fuerza en Londres, hecho que debemos explorar, ya que, sin duda, en esas temáticas también van a surgir oportunidades interesantes.