< Volver

Ideas de inversión para que nuestras carteras tomen impulso: enfoque temático

Mercados & Gestión |
CARTERAS DE INVERSIÓN IDEAS TEMÁTICAS

Los mercados financieros mantienen el foco puesto en las noticias sobre la pandemia de Covid-19 y, aunque arrancaron bien enero, en la última semana del mes perdieron fuerza. En Abante hemos comenzado 2021 sobreponderados en renta variable, porque consideramos que es preferible asumir el riesgo de las carteras en este activo que en la renta fija, donde los riesgos no están compensados por las expectativas de rentabilidad.

Pero, independientemente de cómo o dónde queramos asumir los riesgos, para la parte de renta variable buscamos en estos primeros meses del año un sesgo de calidad, por un lado, y un enfoque temático para capturar rentabilidad en un mundo cambiante, en el que estamos viendo cambios bruscos en las propias dinámicas del mercado.

Para ello, un 75% de la cartera de renta variable tendrá un enfoque core, con una expectativa de evolución similar al de la bolsa mundial, y tendrá un sesgo de calidad, con empresas subyacentes en nuestros fondos de fondos que son estables, generan flujos de caja, crecen y han demostrado durante décadas que suelen tener un recorrido positivo, aunque puedan haberse quedado atrás en algún momento. En esta parte de la cartera invertiremos en fondos con estrategias más defensivas.

Mientras que el otro 25% pondrá el foco en diferentes temáticas de inversión, buscando esas otras dinámicas que están presentes en el mercado, ideas de inversión que pueden ayudarnos a conseguir un plus de rentabilidad en los próximos meses o años. En concreto, comenzamos 2021 con tres ideas temáticas: recovery trade, mercados emergentes y tecnología.

¿Qué pasa en un mundo en el que salimos de una crisis muy importante, en la que hay una serie de sectores que lo han pasado, y siguen pasando, muy mal, pero en el que nos enfrentamos a un montón de estímulos con los que se pretende que la economía se recupere cuanto antes? Para aprovechar esta recuperación, creemos que es muy importante elegir una estrategia de implementación adecuada. En este sentido hemos elegido un fondo de renta variable global, otro de renta variable estadounidense y el ETF del S&P 500 Equal Weighted.

La segunda idea de esta parte temática de la cartera se centra en los mercados emergentes, que en los últimos 20 años han evolucionado muchísimo, y donde ya tenemos compañías punteras, tanto en consumo como en tecnología, inteligencia artificial, etc. y pensamos que ahí hay un crecimiento intrínseco que queremos seguir aprovechando. En estos mercados apostar por la ESG es algo que tiene mucho sentido, puesto que ofrece protección (gobierno corporativo, transparencia, etc.)

La última idea o área tiene que ver con la tecnología. La pandemia ha puesto absolutamente de relevancia un sector que ya había ido ganando peso en las dos últimas décadas. Y, aunque es una tendencia que pensamos que está aquí para quedarse, creemos que la tecnología también tiene muchas aristas, y tienes diferentes componentes. Aprovechar el impulso de la tecnología no tiene por qué implicar, necesariamente elegir las FAANG a las valoraciones actuales – tienes un riesgo si estás fuera de ellas, pero también tienes un riesgo importante si representan toda tu cartera -. Esta idea se puede aprovechar también invirtiendo en otras empresas y subsectores necesarios en un mundo que necesita cada vez más ser tecnológico.