< Volver

EN DIARIO SUR

La inercia cognitiva

Colaboraciones |

Rafael Romero, director de Abante en Málaga, reflexiona en su última tribuna para Diario Sur sobre el concepto de inercia cognitiva -que es la perseverancia de cómo uno interpreta la información- y cómo nos puede afectar en nuestro día a día.

“Todos tenemos una inercia cognitiva, una resistencia a no cambiar de ideas, hábitos adquiridos, formas de aprendizaje, etc., atendiendo la información basándonos en la experiencia previa y nuestro conocimiento del mundo, por un compromiso psicológico con nuestros juicios iniciales”, señala. Aquí, Romero explica que ser conscientes de que solemos percibir la realidad de forma “inercial” nos puede ayudar en nuestro necesario desarrollo personal y profesional en un mundo cambiante.

“El momento social y económico que estamos viviendo, y el mundo que nos vamos a encontrar cuando esta pandemia desaparezca, exige poner la vista en objetivos que necesitan cambios de criterios, actitudes y comportamientos de gobiernos, empresas y ciudadanos. ¿Por qué las conductas de muchos parecen seguir la ley de la inercia, incluso con las actuales fuerzas desestabilizadoras que debieran de estar logrando cambiar nuestros estados de movimiento?”, escribe Romero.

Por último, sostiene que, en este contexto, necesitamos tener un plan para el futuro que se está transformando, para analizar los diferentes escenarios y alternativas de acción, permitiendo combatir la inercia cognitiva y orientando nuestro rumbo con mayor probabilidad de éxito. Porque, como recuerda Romero citando a Stephen Crane, “el que puede cambiar sus pensamientos, puede cambiar su destino”.

Aquí podéis leer la tribuna completa.