< Volver

Pangea Insights: Black Swan farmer

Mercados & Gestión |

Nunca pensé que el título del anterior Pangea Insights, Adiestrando dos cisnes negros, fuera a ser tan comentado. Creo incluso haber contribuido a la fama del Cygnus Atratus, ese animal anseriforme que teñí de negro para hablar del fraude de Portugal Telecom y de mi posición corta en el índice S&P500.

Mis disculpas a la comunidad financiera por manosear últimamente al cisne de Nassim Taleb al que tanta admiración profeso por sus enseñanzas en el trading y la psicología. Para aquellos amantes del autor libanés, les recomiendo un clásico que cayó en mis manos el otro día y que es el debate con Philippe Jorion sobre el método VAR.

Con el título del anterior Insights pretendía llamar la atención del lector y resaltar que tanta anormalidad de golpe no debería ser habitual, pero me quedé corto: los acontecimientos del mes de septiembre han hecho que me nazcan nuevos cisnes negros. Tanto que ¡estoy pensando en poner una granja! Por el contrario, y tal cómo esperaba, el S&P 500 se ha transformado en un bello ‘cisne gris’…

Mi intención con este nuevo documento es repasar para ustedes mis principales ideas de inversión con las que voy a convivir los próximos meses. La idea central sobre la que está girando el fondo desde su constitución es que nos encontramos ante el final de las “excepcionales circunstancias” que han favorecido un ciclo de bolsa en Estados Unidos muy superior al de Europa. Las condiciones de riesgo que los bancos centrales han generado me ponen sobre alerta ante una posible fuerte corrección y bajo esta premisa invertimos en Europa y cubrimos los valores con el índice americano.

Después de tener unos buenos resultados hasta junio, no he podido continuar en esta línea. Y no por el efecto de la cobertura del S&P 500, sino, más bien, por la pobre evolución de los valores europeos que mantenemos en cartera. En determinados casos, hemos aprovechado la caída experimentada para incrementar posiciones. La rentabilidad de Pangea tiene que venir dada por la selección de valores y creo firmemente que he configurado una buena cartera. Los periodos de maduración de los valores son muy caprichosos y, al igual que hay rachas muy positivas, también debemos ser abnegados y soportar esas fases donde los valores no hacen lo que deseamos. Los fundamentales sólidos son los que deben darnos la paciencia necesaria para eliminar la presión diaria de la cotización.

SI QUIERE LEER EL ANÁLISIS COMPLETO PUEDE DESCARGAR EL PDF.

Espero que los fundamentales en los que basamos nuestras tesis de inversión vuelvan a darnos la razón y volver cuanto antes a las rentabilidades objetivo de Pangea. Haber comprado barato con respecto al valor que detectamos es nuestra mayor tranquilidad en estos momentos de mayor volatilidad. Con respecto al mercado no estábamos tan desacertados con respecto a las tesis que hemos mantenido todo el año y además la ejecución de la estrategia de índices ha sido correcta. La combinación de macroeconomía y estrategia nos ha ayudado a evitar una zona de riesgo no apropiada. Creo que los precios actuales constituyen un buen momento para incrementar la inversión en Pangea.

Un saludo,

Alberto Espelosín, gestor de Abante Pangea [+info]

Me interesa este producto