< Volver

Preparados para ser la generación del cambio

Asesoramiento & Financial Planning | Eventos |

Los jóvenes de ahora viven y vivirán en un entorno cambiante a todos los niveles, caracterizado por la volatilidad, la incertidumbre, la complejidad y la ambigüedad. Este nuevo contexto, diferente al que vivió la generación anterior, requiere una planificación más cuidadosa aún para que el dinero no sea un obstáculo en la consecución de nuestros objetivos.

Para explicar a qué se enfrenta la ‘generación del cambio’ en el ámbito financiero, cuáles son sus oportunidades y opciones, Abante celebró en Madrid el pasado 8 de julio un encuentro al que asistieron casi un centenar de jóvenes. Como explicó Álvaro Menéndez, miembro del equipo de consejeros financieros, “todos nos tenemos que hacer una serie de preguntas, como ¿para qué ahorro? ¿Me puedo comprar una casa o la casa que quiero? ¿Puedo poner en marcha mi propio negocio? ¿Con qué recursos cuento si me quedo en paro?”.

Jaime Aguilar, del equipo de planificación financiera, explicó algunos de los cambios determinantes a la hora de establecer la estrategia de inversión en el caso de los más jóvenes. Para empezar, la esperanza de vida ha aumentado y continuará haciéndolo, por lo que, probablemente, tengamos que financiar más años tras la jubilación. En concreto, la esperanza de vida al nacer en 2015 es de 81 años para los hombres y 85 para las mujeres y se espera que en 2035 haya aumentado hasta los 85 y los 90 años, respectivamente.

jóvenes esperanza vida

Por otra parte, también incrementa el nivel de vida que queremos mantener en el futuro. Los españoles, comentó Aguilar, “queremos una jubilación notablemente activa y social”, que incluye viajes, disfrutar de nuevas aficiones, realizar voluntariados, entre otros. Y todo ello requiere financiación. La mayoría de los españoles es consciente de la necesidad de ahorro, pero no todos se han puesto manos a la obra, ni tiene un plan alternativo para la jubilación si el sistema público no es suficiente para cubrir sus necesidades.

Finalmente, el entorno laboral ha dado un vuelco. El trabajo de toda la vida ya no es tan seguro y los jóvenes deben tener en cuenta a la hora de trazar su hoja de ruta financiera que pueden necesitar una bolsa de ahorro para cubrir laguna, para formación o para emprender una segunda carrera profesional en el futuro.

generacion cambio 2

Y, ¿qué hacemos entonces? Menéndez y Aguilar explicaron a los jóvenes que se reunieron en Abante que lo primero es identificar los objetivos. A algunos jóvenes les interesa ahorrar para hacer un máster o comprar un coche, otros piensan en la boda y para otros la prioridad es poder emprender o cambiar de trabajo. Y no solo hay que identificarlos, hay que priorizarlos y valorar las opciones que tenemos para conseguirlos.

Muchos jóvenes plantean que es difícil ahorrar, que si no tienen dinero cómo van a pensar en invertir… La respuesta a esta excusa vino con un ejercicio práctico que hizo Aguilar y que dejó en evidencia que empezar a ahorrar e invertir pronto, aunque sea en cantidades muy pequeñas tiene un efecto sorprendente en el largo plazo.

Podemos no hacer nada, hacer lo de siempre o hacer algo diferente, está en las manos de cada uno tomar el control de su futuro. ¿Cuándo quieres empezar?