< Volver

Propósitos financieros para 2015: tener un plan para lograr nuestros objetivos

Asesoramiento & Financial Planning |

abante icons Dos colores-30El año ha pasado volando. Estamos ya en el último día de 2014 y qué mejor momento para hacer balance de lo que ha sido el ejercicio y de los nuevos propósitos para 2015.

No debemos dejar de valorar en clave positiva de todo lo que hemos conseguido en los últimos 365 días y de lo que nos ha quedado por hacer… esto último, probablemente, lo volvamos a incluir en nuestra lista de objetivos en 2015.

Sobre los propósitos para el año en el que estamos a punto de entrar, deberíamos fijar objetivos realistas, que estén en nuestra mano, ya que, si no, sentiremos que hemos fracasado cuando hagamos el balance.

sumario blog propósitos financierosLa mayoría serán objetivos personales (ver más a la familia y a los amigos, dejar de fumar, hacer más ejercicio…), pero, de vez en cuando, se cuela algún OBJETIVO FINANCIERO‎ que nos gustaría conseguir (ahorrar más, organizar y dedicarle más tiempo a nuestras finanzas personales, planificar la educación de sus hijos o la jubilación…).

Le recomendamos, que se haga las siguientes preguntas a la hora de dibujar su plan financiero para el año:

-¿Qué quiere hacer o alcanzar en 2015?

-¿Cómo va a hacerlo? ¿Qué pasos va a dar para conseguirlo?

-¿Hay alguien que pueda ayudarle a lograrlo?

Por último, comprométase con usted mismo para llevarlo a cabo y revise los objetivos de manera periódica.

sumario blog 2Le animamos a que uno de sus propósitos del 2015 sea la planificación financiera de sus inversiones. Que comience a planificar su futuro, definiendo cuáles son sus objetivos vitales y analizando si el patrimonio actual y el ahorro que va a generar a lo largo de los próximos años serán suficientes para cumplirlos.

La planificación financiera le ayudará a descubrir qué rentabilidad le tiene que pedir a sus inversionespara lograr esos objetivos, consiguiendo que sus decisiones de inversión sean coherentes y sensatas y sirvan de guía para afrontar las circunstancias cambiantes a las que se va a enfrentar en el futuro. La sensación de tener control sobre el futuro es una fuente de bienestar con un claro valor presente.

Esperamos que 2015 sea el año en el que comience su planificación financiera y en el que consiga todos los objetivos financieros que se marque, ya que, como siempre decimos, no se planifica el fracaso, se fracasa por no planificar.

¡Feliz Año!

*Paula Satrústegui, directora de Planificación financiera en Abante.