< Volver

¿Qué es el PIB?

Mercados & Gestión |
Imagen PIB

La economía española sigue creciendo, pero pierde fuelle respecto a un año antes. Las cifras que ha publicado este viernes el Instituto Nacional de Estadística (INE) ponen de manifiesto que el Producto Interior Bruto (PIB) creció un 0,7% en el primer trimestre de 2018 (igual que los dos trimestres anteriores).

PIB trimestral INE

Este dato es una estimación preliminar y, aunque refleja una expansión respecto al trimestre anterior, el dato interanual sugiere que el crecimiento económico está perdiendo fuerza.

Así, respecto al primer trimestre del año pasado, el PIB ha experimentado una expansión del 2,9%, una cifra dos décimas inferior a la que se registró entre enero y marzo de 2017 y, además, supone la tasa de crecimiento más baja desde comienzos de 2015.

¿Qué mide el PIB y cómo se calcula?

Cuando hablamos del PIB siempre hacemos referencia al crecimiento económico de un país, pero ¿sabemos realmente qué mide este indicador macroeconómico?

El PIB es un indicador de la producción agregada de la contabilidad nacional, es decir, es una magnitud de flujo.

A día de hoy, existen tres formas de calcular el PIB: oferta o producción, demanda o gasto, y renta y, aunque se utilice un método u otro, el resultado final siempre debería de ser el mismo.

La primera vía de estimación es la de la oferta o producción final. Por este método, el PIB es la suma de todos los valores de los bienes y servicios finales que produce un país en un determinado periodo de tiempo. Aquí hay que tener en cuenta que se utilizan bienes y servicios intermedios cuyo valor ya está incluido en el valor de los bienes finales y, por ello, al valor de estos hay que restarle el de los intermedios.

El enfoque de la demanda o gasto es la suma de todos los gastos (o demandas finales) efectuados tanto por sectores residentes como por los no residentes. Por este método, el PIB es el resultado de sumar los gastos de consumo privado, la inversión realizada por las empresas, el gasto público y el saldo exterior (exportaciones menos importaciones).

La última forma para calcular el PIB de un país es por el lado de las rentas. Así, el PIB es la suma de las rentas (se incluyen las rentas del trabajo, las rentas de capital y los impuestos indirectos) de una economía durante un tiempo concreto.

Por último, conviene recordar la diferencia entre el Producto Interior Bruto (PIB) y el Producto Nacional Bruto (PNB), puesto que hasta principio de la década de 1990 se empleaba más el indicador del PNB y ahora, en cambio, el indicador por excelencia para medir la actividad de un país es el PIB.

El PNB es el resultado de sumar al PIB los pagos netos a los factores de producción realizados por el resto del mundo. Es decir, si queremos calcular el PNB de nuestro país hay que contabilizar también la actividad que realizan los españoles en el extranjero.