< Volver

EN CINCO DÍAS

¿Qué es el riesgo? La volatilidad, no

Colaboraciones |

Marta Campello, socia y gestora de fondos en Abante, escribe en la tribuna de los fondos de Cinco Días sobre qué es el riesgo y cómo tenemos que entenderlo los inversores.

“Los inversores toleramos mal las pérdidas, eso es una realidad, pero en los tiempos que vivimos hemos de convivir con la posibilidad de alguna pérdida en el corto plazo para poder aspirar a algo de rentabilidad en el medio y largo plazo”, comenta Campello al hablar de lo que ha pasado en los mercados en agosto y cómo nos enfrentamos los inversores a las jornadas de caídas.

¿Qué entendemos por riesgo? Aquí explica que el riesgo no es la volatilidad, a pesar de que esta última nos ponga nerviosos: “La volatilidad, o sea, las fluctuaciones en los precios, es algo absolutamente normal, incluso es cosustancial a la inversión en acciones. Si me apuran, lo que es raro es un mercado demasiado tranquilo“. Así, añade que, por esta razón, la volatilidad no es un riesgo, sino algo con lo que tenemos que convivir y también saber aprovechar en nuestro favor para comprar a mejores precios.

Campello destaca que el verdadero riesgo lo encontramos cuando nos enfrentamos a una pérdida permanente de capital, que se da cuando una inversión pierde todo (o gran parte de) su valor y las posibilidades de recuperarlo son nulas o casi nulas. También lo vemos al sobrepagar por algo, es decir, cuando los activos son de buena calidad pero el precio que se paga por ellos es tan alto que lo acaba convirtiendo en una mala inversión.

Por último, la gestora señala que el riesgo también se produce en los casos en los que hay en una excesiva concentración en una sola estrategia o gestor. “Todos sabemos que tanto las estrategias como los gestores no son infalibles, ni lo hacen bien en todos los entornos de mercado, lo que a veces lleva a los inversores a abandonar en el peor momento y caer en el error de ir siempre con el pie cambiado. Para que un gestor logre retornos extraordinarios a veces tiene que pasar por duros (y largos) momentos de underperformance, pero a veces la paciencia del inversor no aguanta tanto”, destaca.

Por eso, Campello recomienda que, antes de invertir, definamos rigurosamente nuestro perfil de riesgo y nuestro horizonte temporal de inversión.

Aquí podéis leer la tribuna completa.