< Volver

¿Qué son los índices bursátiles?

Mercados & Gestión |
ÍNDICES BURSÁTILES

Los índices bursátiles se utilizan como termómetro para conocer la salud de un determinado mercado financiero durante un periodo de tiempo concreto. El Ibex 35, el Euro Stoxx 50, el Dow Jones, etc., son índices bursátiles que nos sirven para conocer- de forma agregada- el comportamiento de un conjunto de acciones que se agrupan según determinados criterios, como el área geográfica o el sector de actividad al que pertenecen.

Podemos definir los índices bursátiles como indicadores que tratan de reflejar la evolución de los precios de los títulos cotizados que se aglutinan en cada uno de ellos, es decir, ofrecen un valor numérico que se calcula según los valores que lo componen, a los que se les atribuye un determinado peso.

Así, tenemos que saber que existen índices ponderados –la gran mayoría-, en los que se pondera cada valor por su capitalización bursátil, como es el caso del S&P 500, entre otros, en el que los valores de más capitalización tiene un mayor peso; otros en los que, además, se tiene en cuenta el free float, que es el capital que cotiza libremente sin estar en manos de accionistas de referencia, como es el caso del Ibex 35, y otros en los que se pondera en función del precio de cada valor, como sucede con el Dow Jones de Industriales.

Por otro lado, aunque no son tan comunes, tenemos que hablar de los índices no ponderados como, por ejemplo, el Nasaq 100 Equal Index, en los que todos los valores que lo componen tienen el mismo peso, de forma que cada compañía influye en la misma media al calcular el rendimiento del índice.

Además, si atendemos a la composición de los índices por los títulos que incluyen, no solo nos encontramos con índices de acciones, como los que hemos mencionado anteriormente, sino que también tenemos índices de renta fija, como el AIAF 2000, de renta fija española, o el Bloomberg Barclays Global Aggregate Index, que invierte en diferentes activos de renta fija de todo el mundo y, también, de derivados como, por ejemplo, los CFD (contratos por diferencias) sobe índices.

¿Para qué sirven los índices bursátiles?

Los índices bursátiles tienen varias funciones, siendo la primera de ellas la de servir de referencia para conocer el sentimiento del mercado en un determinado país, área geográfica o sector.

Los índices bursátiles se suelen utilizar como subyacentes, de modo que sirven de referencia para medir la evolución de un determinado producto, como los fondos de inversión. De esta forma, se emplean como índices de referencia o benchmarks, que sirven tanto a la gestión activa -el gestor construye su cartera tomando como referencia un determinado índice- como al inversor particular, que puede ver cómo se está comportando su fondo de inversión respecto a ese índice de referencia. Esto sirve para comparar rentabilidades y ver si el gestor del fondo está aportando alfa -capacidad que tiene de generar valor frente al comportamiento del mercado- o no.

En la gestión pasiva, los índices se toman como referencia de forma que se replica, imitando así sus posiciones y, también, su rentabilidad.

¿Cómo se clasifican?

Desde el Dow Jones Industrial Average, que es el índice más antiguo del mundo -tiene 123 años- y aglutina a las 30 compañías industriales más importantes de Estados Unidos, hasta nuestro selectivo español, el Ibex 35, podemos hablar de diferentes índices según los clasifiquemos.

Si atendemos a sus emisores, podemos hablar de índices que pertenecen a organismos dependientes de las bolsas oficiales o de índices de entidades privadas. En el primer caso, encontramos a índices como el Ibex y en el segundo, a índices como el S&P 500.

Si nos fijamos en la procedencia de los valores, podemos hablar de índices nacionales, que aglutinan acciones que cotizan en un mismo país -Dax alemán o el CAC 40 de París- y de índices globales, formados por las acciones de empresas que pertenecen a más de un país o a varios continentes, como el MSCI World o el Euro Stoxx 50. Si atendemos a la actividad de las compañías, podemos hablar de índices sectoriales como el Nasdaq Composite o el Euro Stoxx Banks.