< Volver

¿Sabes cómo será tu pensión de jubilación? Te ayudamos a calcularla

Asesoramiento & Financial Planning | Jubilación & Pensiones |

*Descubre las noticias más actualizadas sobre las pensiones 2016

Normalmente, cuando pensamos en nuestra jubilación somos conscientes de que nos conviene ahorrar, porque la pensión será inferior a nuestro salario, pero no sabemos cuánto. Este desconocimiento puede llevarnos a tomar decisiones erróneas.

Es difícil saber con certeza qué pensión cobraremos en el futuro, puesto que a lo largo de nuestra vida laboral puede haber altibajos que modifiquen nuestro nivel de ingresos y dado que es posible que veamos nuevas reformas del sistema de pensiones. Sin embargo, podemos calcular, con los datos de hoy, cuál será nuestra pensión para saber con qué contar.

Lo primero, es tener claro los requisitos para recibir una pensión: quince años cotizados cuando llegue el momento de la jubilación, de los cuáles al menos dos deben estar comprendidos entre los 50 y los 65 años; haber cumplido la edad legal de jubilación (entre 65 y 67 años, en función de nuestra edad actual, ya que con las últimas reformas se va a retrasar paulatinamente el momento de jubilación, modificación que entró en vigor en 2013 y que se completará en 2022) y cesar en la actividad laboral (desde 2013 es posible compatibilizar el 50% de la jubilación con actividad laboral).

El importe de la pensión varía en función de si hemos cotizado como asalariado o autónomo, de cuánto hemos cotizado y del número de años que lo hemos hecho. También hay que tener en cuenta que se tienen en cuenta para el cálculo los últimos 25 años y que para cobrar el 100% hay que tener cotizados 37 años. En 2013 se introdujeron más novedades, como el factor de sostenibilidad, cuyo efecto será una disminución del importe de las pensiones.

¿Cómo se calcula la pensión de un asalariado?

Vamos a verlo con el ejemplo de un asalariado de 45 años, con unos ingresos de 50.000 euros anuales. Lleva 20 años cotizados y continuará cotizando hasta los 60 años. Sí cumple los requisitos para recibir una pensión de jubilación cuando alcance los 67.  (Al final del texto tenéis un enlace para descargar el ejemplo con tablas ilustrativas)

Lo primero es calcular la base reguladora, en función de lo que ha cotizado el trabajador en los últimos 25 años. El importe será el resultado de multiplicar el salario (base de cotización) por un porcentaje (el 35 o el 36%). Hay que tener en cuenta que la base de cotización tiene topes máximos y mínimos en función de la categoría profesional. En este caso, la base coincide con la máxima, ya que su retribución supera los 43.272 euros brutos anuales. ¿Qué pasos seguimos?

abante icons Dos colores-651-Los cálculos se hacen con los últimos 25 años trabajados (de los 42 a los 66 años). Los años que tiene sin cotización, entre los 61 y los 66 se rellenan: los cuatro primeros con el importe de la base mínima y los dos siguientes, con la mitad de la misma.

2-La base de cotización del año actual (2015) es la referencia para calcular las anteriores y posteriores (trasladamos la cantidad actual a su valor futuro, es decir, capitalizamos), en un escenario de inflación del 2%.

3-Se suman las 25 bases de cotización actualizadas por la inflación y para calcular la base reguladora se dividen por 25. Así, en este caso, la suma de todas las bases de cotización es de 1.320.981,77 euros, y la base reguladora es 52.839,27 euros, que como decíamos antes, supera la máxima de 43.271 euros.

Finalmente, en función del número de años cotizados, el trabajador recibirá un mayor o menor porcentaje de la base reguladora. Es decir, si tiene 15 años cotizados recibe el 50%, si tiene 25 años cotizados, el 73% y si tiene 37 o más años, el 100%.

Como el trabajador de nuestro ejemplo habrá cotizado 35 años cuando cumpla los 67, hay que corregir su base reguladora, los 52.839,27, por el 96%: 52.839,27×96%=50.514,34 euros (en euros constantes, es decir, hemos actualizado su valor por la inflación). Estos 50.514,34 euros, es el equivalente futuro a una pensión en euros actuales de 32.674,65 euros.

El no haber cotizado los últimos años hace que el inversor no alcance la pensión máxima actual (35.852 euros). Si el inversor quisiese recibir la pensión máxima tendría que trabajar más años o hacer un convenio especial con la Seguridad Social.

Podéis descargar el ejemplo de cálculo de la pensión de un asalariado y el cálculo de la pensión de un autónomo en PDF.