< Volver

Visión de Mercados · Abante Asesores | Enero 2014

Mercados & Gestión |

Un repaso al 2013

Acabamos de cerrar un ejercicio espectacular. El índice mundial de renta variable se ha revalorizado un 18,7% en euros, o un 15,0% si incluimos los mercados emergentes.

Ha sido un año para estar invertidos en bolsas de mercados desarrollados y en deuda de países periféricos europeos, pero en poco más y, sobre todo, evitar todo lo que tuviera que ver con los mercados emergentes y las materias primas.

Las diferencias de rentabilidad entre distintas clases de activos o entre distintas áreas geográficas han sido enormes. La bolsa japonesa ha subido un 50% en 2013, la brasileña ha caído un 15%.

Cuadro 1 - Visión de mercados - Abante Asesores

A nivel sectorial el comportamiento no ha seguido un patrón clásico, mezclándose sectores cíclicos y defensivos tanto en los mejores como en los más rezagados. Así, destacaban positivamente consumo cíclico (+31%) y farmacia (+28%), y negativamente materias primas (-3,2%) y servicios públicos (+4,2%).

Cuadro 2 - Visión de mercados - Abante Asesores

En renta fija también se han producido grandes divergencias. El bono estadounidense a 10 años ha subido más de un 1% en TIR (ha caído un 10% en precio) mientras el bono español reducía su tipo desde el 5,27% hasta el 4,15% y conseguía comprimir la prima de riesgo cerca de 200 puntos básicos.

Cuadro 3 - Visión de mercados - Abante Asesores

El euro ha sorprendido por su fortaleza en 2013. Se ha apreciado frente a la mayoría de divisas internacionales a pesar la pobre evolución económica –en términos absolutos y relativos- de la Zona Euro.

 

Previsiones y recomendaciones Enero 2014

Comenzamos 2014 con unas sensaciones más optimistas. Hace doce meses la Zona Euro se encontraba en recesión y las primas de riesgo de los países periféricos se mantenían en niveles elevados. Teníamos por delante elecciones en Italia y Alemania, debates presupuestarios y de techo de deuda en Estados Unidos y una situación inestable en Oriente Medio y Norte de África.

Todas estas incertidumbres (más el rescate de Chipre) han ido solventándose positivamente, o al menos eso han puesto en precio los mercados. El momento de mayor tensión en 2013 coincidía con la decisión de la FED, en el mes de mayo, de empezar a reducir el importe de la compra de activos. El “tapering”, que así es como lo denominan los americanos, finalmente tenía que retrasarse después de provocar una fuerte subida de tipos en los bonos estadounidenses e importantes salidas de dinero de los mercados emergentes.

En 2014 esperamos que se consolide el proceso de normalización en la Zona Euro y un mayor y más equilibrado crecimiento económico a nivel mundial. El PIB mundial podría aumentar medio punto más que en 2013 gracias a la mejora relativa europea (incluyendo Reino Unido) y a un comportamiento positivo de Estados Unidos, que podría crecer a tasas próximas al 3%.

También creemos que se mantendrán durante todo el año políticas monetarias muy expansivas por parte de los principales bancos centrales. Aunque la Reserva Federal Estadounidense ha empezado a levantar el pie del acelerador, todavía está muy lejos de pisar el freno, mientras el BCE y el Banco de Japón podrían poner en práctica nuevas medidas de estímulo durante los próximos trimestres.

Las valoraciones de los mercados de renta variable han perdido parte de su atractivo en este movimiento alcista. La mejora evidente de Europa y la fortaleza espectacular de la bolsa estadounidense (+30%) y japonesa han ajustado las valoraciones de los mercados desarrollados. En cualquier caso, la bolsa europea está más barata y tiene mayor margen de mejora en beneficios. Los mercados emergentes sí que parecen atractivos después de su pésimo comportamiento relativo en 2013.

A corto plazo, las bolsas siguen mereciéndose un descanso –que no termina de producirse- después de las ganancias acumuladas. Hay síntomas de cierta sobrecompra y de posicionamiento optimista (alcistas/bajistas) de los gestores en la bolsa de Estados Unidos. Sin embargo, hay otros muchos factores -flujos, políticas monetarias muy expansivas, menores incertidumbres, pocas alternativas de inversión- que apuntan a favor de la renta variable.

En renta fija nos cuesta más ver oportunidades claras de inversión. En términos generales, los bajos niveles de tipos de interés nos hacen ser prudentes con la duración (no invertir en activos con vencimientos largos), siendo más constructivos con la inversión en crédito ante un panorama macroeconómico más despejado y equilibrado.

En divisas, el dólar estadounidense parece bien posicionado para apreciarse frente al euro. La economía americana va a continuar creciendo más que la Zona Euro y el BCE es probable que tenga que poner en práctica nuevas medidas de estímulo monetario en un momento en el que la FED se encuentra en retirada.

Mantenemos las recomendaciones de inversión de los últimos meses. Posición de ligera sobreponderación en renta variable (55%), clara infraponderación en renta fija (30%) y leve sobreponderación en liquidez (15%).

 

Resultados y posicionamiento de los fondos

Cuadro 4 - Visión de mercados - Abante Asesores

Hemos cerrado un año con comportamientos positivos en todos los fondos gestionados por Abante. El año ha escondido diferentes “trampas” que hemos sido capaces de evitar como han sido el mal comportamiento de los activos de Renta fija global (ya sean corporativos o de gobierno), los activos emergentes (renta variable y renta fija) y las materias primas. En general, estamos satisfechos con el comportamiento de ambas gamas de fondos.

Por un lado, la gama beta (Abante Valor, Abante Selección y Abante Bolsa), los fondos cuyo comportamiento va más ligado al mercado, ha obtenido rentabilidades ligeramente inferior a sus índices debido a la infraponderación en renta variable que hemos mantenido en el año. Esta infraponderación ha venido principalmente del mercado americano donde creemos que la bolsa mantiene una valoración muy ajustada.

Sin embargo el “fund picking”, selección de fondos, ha aportado valor a la cartera ya que por lo general los fondos de inversión seleccionados han batido a sus respectivos índices. Aquí nos gustaría destacar el buen comportamiento de nuestra selección en renta variable europea donde hemos mantenido posiciones en fondos con comportamientos mucho mejores que su índice como se puede observar en la siguiente tabla:

Cuadro 5 - Visión de mercados - Abante Asesores

Respecto al “fund picking” de la parte americana, la siguiente tabla muestra como el resultado ha sido mixto en un mercado en el que es más difícil batir al índice:

Cuadro 6 - Visión de mercados - Abante Asesores

La posición abierta en Renta Variable emergente a través de Old Mutual – Pacific Equity ha restado rentabilidad ya que el índice mundial no incluye mercados emergentes.

Por otro lado, la gama Beta + Alfa (Abante Rentabilidad Absoluta, Abante Bolsa Absoluta, Abante Patrimonio Global y Abante Global Selection), los fondos con más componente de riesgo gestor, han obtenido muy buenos resultados en términos de rentabilidad-riesgo. Esta gama pretende batir a sus índices en el largo plazo (al igual que la gama Beta) pero a la vez tiene un objetivo de control de la volatilidad. La principal fuente de rentabilidad es el alfa que aportan los gestores.

En el siguiente gráfico se puede observar el comportamiento de Abante Patrimonio Global en el año. Este fondo tiene como objetivo batir a la bolsa en el largo plazo con una volatilidad inferior. Tiene un marcado sesgo europeo, de ahí que su índice de referencia sea el MSCI Europe. Si observamos su evolución en el año, el fondo ha capturado el 70% de la rentabilidad del índice, mientras que solo capturó el 45% de la caída que se produjo en los meses de mayo-junio. Otra manera de observar esto es en la volatilidad del fondo que en este año ha sido la mitad de la de la bolsa.

Cuadro 7 - Visión de mercados - Abante Asesores

Si observamos las distintas categorías dentro de esta gama, los fondos de Bolsa Flexible han tenido un mejor comportamiento que los fondos multiestrategia. Aquellos gestores cuya “materia prima” es el mercado de renta variable han encontrado muchas oportunidades este año que les han llevado a batir a sus índices con una volatilidad controlada.

En esta categoría encontramos productos como Belgravia Beta o Cartesio Y que han terminado el año con rentabilidades positivas cercanas al 20%. En esta categoría conviene destacar también el excelente comportamiento del fondo Long/Short Schroder GAIA Egerton que ha cerrado el año con una rentabilidad superior al 23% con una exposición neta cercana al 80%.

Los fondos de multiestrategia han tenido un comportamiento más discreto en el año debido a las condiciones atípicas de mercado que se han vivido. Productos como Amundi Volatilité Actions, Putnam Total Return o Invesco Balanced risk Allocation han vivido un año complicado derivado de la volatilidad vivida en otros activos como la renta fija.

En la parte de liquidez y renta fija de los fondos seguimos apostando por los fondos de renta fija flexible + depósitos. En este activo, el año ha sido especialmente complicado ya que ha habido grandes diferencias en función de los mercados. La renta fija global, americana y emergente han obtenido rentabilidades negativas en el año mientras que la renta fija europea y el High Yield (tanto americano como europeo) han obtenido retornos positivos.

Nuestra selección de gestores combina fondos con un enfoque de Asset Allocation como el M&G Optimale Income o JP Income Opportunity, que han acertado con su visión positiva de High Yield, con mandatos de gestión flexible y multiactivo como Julius Baer Absolute Return o Schroder Strategic Bond Fund cuyas fuentes de rentabilidad abarcan desde renta fija hasta divisas. En esta categoría conviene destacar el excelente comportamiento que ha tenido el fondo Ignis Absolut Return Government Bond que ha cerrado el año con un 5,65% y que ha mostrado una gran descorrelación a lo largo de todo el año.

@abanteasesores

Descargar: Visión de Mercados · Abante Asesores | Enero 2014 [PDF]