< Volver

Visión de mercados | Abril 2016

Mercados & Gestión |
abante vision de mercados imagen 4

Primer trimestre volátil en los mercados financieros internacionales. El índice mundial de renta variable retrocedió un 2,49% en moneda local y un 5,51% en euros. El año empezó con dudas sobre el crecimiento económico de China, la persistente caída del precio de las materias primas y el impacto que pudieran sufrir los bancos en un entorno más complicado.

Las bolsas internacionales llegaron a caer más de un 15% en el arranque de año. A mediados de febrero los mercados comenzaron a calmarse, coincidiendo con la recuperación del precio del petróleo y al cambio de tendencia del dólar estadounidense, que encontró suelo en 1,08 unidades por euro.

Los mercados han llegado a poner en precio un fuerte deterioro del crecimiento económico global –suponemos que arrastrado por una abrupta desaceleración en China-, que no veíamos en los datos fundamentales.

Los bancos centrales siguen siendo actores principales en la evolución de los mercados financieros con políticas muy expansivas y, aunque Estados Unidos está intentando normalizar su política monetaria subiendo tipos progresivamente, la Fed anunció en su reunión de marzo que será cautelosa en ese proceso.

Centrándonos en los distintos activos financieros, en renta fija seguimos observando, fundamentalmente en Europa, tipos de interés muy bajos (el QE ayuda también). El riesgo del activo creemos que es asimétrico, con poco que ganar y mucho que perder, aunque también otorgamos poca probabilidad a un repunte de tipos en el corto plazo.

Las empresas se encuentran todavía en un entorno propicio para generar buenos retornos, con un crecimiento económico razonable, tipos de interés bajos -sobre todo en Europa- y costes reducidos (laborales, materias primas).

En renta variable es donde seguimos viendo las mejores oportunidades a medio plazo, más si cabe tras las caídas de los últimos meses. Japón, Europa y emergentes ofrecen valoraciones atractivas, aunque en estos últimos mantenemos una posición de prudencia y reducida exposición en las carteras. Seguimos infraponderando Estados Unidos por tener una valoración más ajustada.

En divisas, el dólar estadounidense nos parece suficientemente bien valorado en niveles de 1,13 unidades por euro, teniendo en cuenta que, por paridad del poder adquisitivo, el cruce debería situarse en el entorno de 1,15 – 1,20 dólares.

Mantenemos las recomendaciones de inversión de los últimos meses. Posición de ligera sobreponderación en renta variable (55%), clara infraponderación en renta fija (30%) y leve sobreponderación en liquidez (15%).

Si quieres descargar el documento completo de visión de mercados, puedes descargarlo en PDF

También puedes leer el informe de gestión con el resultado y posicionamiento de nuestros fondos