< Volver

Visión de mercados | Julio 2017

Mercados & Gestión |
abante vision de mercados imagen 4

Junio se saldó, finalmente, con un resultado neutro para los mercados internacionales de forma agregada, aunque con notables diferencias entre los distintos mercados y activos. Sin embargo, la rentabilidad de la bolsa mundial, medida por el índice MSCI World en euros fue, de nuevo negativa, debido a la apreciación del euro frente a las principales divisas. Los mercados han vuelto a poner el foco en las declaraciones de los banqueros centrales, que han determinado el comportamiento de los activos y han generado algo más de volatilidad en la parte final del mes.

El índice mundial de renta variable cedió un ligero 0,12% en moneda local, pero retrocedió un 1,17% medido en euros. Entre los grandes mercados, vimos una evolución positiva en moneda local en Estados Unidos, con subidas del 0,5% en el MSCI USA, aunque el Nasdaq Composite perdió casi un 1%, debido al retroceso del sector tecnológico en el mes. Europa fue el mercado que tuvo peor evolución en el mes, con retrocesos de en torno al 3%. En Japón, la bolsa subió más de un 2%, beneficiándose de la debilidad del yen.

En renta fija, los resultados fueron ligeramente negativos en el mes, aunque hemos visto una mayor dispersión de resultados por tipo de activo en sus respectivas divisas. Los bonos de gobierno a largo plazo han sido los que peor comportamiento tuvieron, mientras que los emergentes en moneda local mantuvieron su tendencia positiva.

Por sectores, en junio hemos visto cierta rotación sectorial en favor del value y se ha roto la dinámica del año, aunque en el conjunto del primer semestre el growth está teniendo mejor comportamiento relativo. Los sectores que más subieron en el mes fueron financieras (3,07%) y sanidad (1,06%), mientras que los que peor evolución tuvieron fueron tecnología (-3,87%), utilities (-4,30%) y telecomunicaciones (-5,12%).

Los datos macroeconómicos, a nivel global, siguen lanzando señales positivas que, además, son refrendadas por las revisiones al alza, tanto de los datos de crecimiento del primer trimestre del año, como por la mejora de las perspectivas para los próximos años. No obstante, los inversores empiezan a descontar que esta mejora de las cifras ‘macro’ pueda presionar a los bancos centrales para adoptar nuevas políticas monetarias que sean menos acomodaticias, como comentábamos al inicio.

En términos de valoración seguimos viendo las mejores oportunidades de inversión en los mercados de renta variable. Aunque consideramos que la bolsa estadounidense cotiza a niveles menos atractivos, sí vemos interesantes las valoraciones de Europa, Japón y los mercados emergentes; sobre todo en la región de Asia-Pacífico.

Mantenemos nuestras recomendaciones de inversión: sobreponderación en renta variable, con una exposición del 60%, importante infraponderación en renta fija (30%) y una inversión en activos monetarios en el escenario neutral del 10%.

Para leer el documento completo, puedes descargar el PDF