Visión de Mercados | Julio 2021

HomeBlogInversión
07/07/2021

Acabamos de despedir el primer semestre de 2021 con resultados muy positivos para los activos de riesgo. Los principales índices de renta variable de mercados desarrollados acumulan subidas cercanas al 15%, como es el caso de las bolsas mundial, estadounidense y europea. Los datos de recuperación económica, el fuerte avance de la vacunación y el aumento de las expectativas de beneficios han guiado las subidas. En cuanto a la renta fija, ha tenido un semestre algo más complicado ante las expectativas de repuntes de inflación y el apetito por el riesgo de los inversores. Así, las principales autoridades monetarias están empezando a plantear la retirada de los paquetes de estímulos aprobados por la pandemia.

A nivel sectorial, hemos apreciado una rotación desde los sectores más cíclicos hacia aquellos que están más orientados al crecimiento, a diferencia de lo que ocurrió el mes anterior. La tecnología ha sido el sector que más se ha beneficiado, con una subida del 10,24% medido en euros, seguido del sector salud, con un 6,21%. Destacamos sector de la energía, que avanzó un 6,08% en junio,  alcanzando así una rentabilidad anual de más del 30%y convirtiéndose en el sector que más se ha revalorizado en el primer semestre de 2021. Por el otro lado, los sectores con un sesgo más cíclico han tenido un comportamiento negativo debido al aumento de casos relacionados con la variante delta del coronavirus. Por su parte, el sector de los materiales registró una caída del 2,64%, el sector financiero  retrocedió un 2,36% y las utilities, un 2,16%.

En los bonos corporativos con grado de inversión hemos visto un comportamiento positivo. Los bonos de mayor calidad en Estados Unidos, que tienen una alta sensibilidad a movimientos en los tipos de interés, se han visto beneficiados por la disminución en la TIR del bono americano en junio. Así, en el mes sube un 1,62% en dólares, lo que deja el acumulado del año en una caída menor al 1%. En Europa, el comportamiento también ha sido positivo, gracias al movimientos de los bonos gubernamentales.

En el apartado de materias primas, el petróleo (Brent) sigue con su tendencia alcista, subiendo en junio un 9,3%y acumulando, así, una rentabilidad en el año del 46,8%. El Brent cerró el mes en 75dólares por barril, niveles no vistos desde 2018. El oro, por su parte, retrocedió cerca de un 7%, situándose con una caída del 6,5% en el año.

En el lado macroeconómico, hemos seguido viendo fuertes datos de recuperación económica a nivel mundial. El PMI manufacturero, tanto en Estados Unidos como en la eurozona, mostraba un dato superior a 60, manteniéndose claramente en zona de expansión. En el caso del PMI de servicios, se ha acelerado el dato en la eurozona y desacelerado en Estados Unidos, pero ambos están alineados con una recuperación fuerte de la actividad. Además, este mes teníamos una cita importante, la reunión de la Reserva Federal. En ella, se presentaron sus proyecciones macroeconómicas y unas guías sobre dónde ven los diferentes miembros de la Fed la política monetaria en los próximos meses. Tras la reunión se sacaron dos mensajes clave: el Banco Central se muestra muy optimista respecto al ritmo de la recuperación económica; y, por otro lado, se adelantaron las expectativas de subidas de tipos de interés, donde 11 de los 18 miembros del comité anticiparon dos subidas de tipos de interés ya en el año 2023.

Los mercados siguen mostrando un tono muy positivo, destacando la fortaleza de la bolsa de Estados Unidos, que marca nuevos máximos todas las semanas. Los flujos hacia la renta variable también están en máximos, en un entorno en el que la renta fija ofrece poco atractivo. El dinero tiene que buscar rentabilidad y hay pocas alternativas razonables. Mantenemos nuestra recomendación de sobreponderación en renta variable, aunque a corto plazo, hasta mediados de septiembre, seguimos con algo de coberturas -protección con opciones put compradas- en las carteras mixtas.

Para julio, dejamos sin cambios nuestras recomendaciones de inversión: una exposición sobreponderada en renta variable, que se sitúa en el 55%, un 5% superior al nivel neutral, una ligera infraponderación en renta fija (35%) y un posicionamiento neutral en activos monetarios (10%).

Para leer el documento completo, puedes descargar el PDF