< Volver

Visión de mercados | Marzo 2019

Mercados & Gestión |
ABANTE_ILUSTRACION_WEB_COLOR_PERSONAJE CON PRISMATICOS_GLOBO TERRAQUEO_VISION DE MERCADOS_2017

Cerramos febrero manteniendo la dinámica positiva que arrastran los mercados desde comienzos de 2019, con los mercados de renta variable firmando su mejor arranque de ejercicio de los últimos 30 años, ofreciendo rentabilidades de doble dígito a nivel global. Durante esta parte inicial del año se van, poco a poco, disipando algunos de los riesgos que ponderaron en el anterior trimestre y el sentimiento de los inversores ha cambiado de forma muy notable a pesar de que el escenario macroeconómico de cierta desaceleración no ha variado en exceso. El optimismo con el desenlace de la guerra comercial entre China y Estados Unidos, sumado a un discurso de la Reserva Federal estadounidense algo más laxo, sigue dibujando un escenario positivo para los activos de riesgo.

A nivel empresarial, entramos en la fase final de la temporada de resultados empresariales del cuarto trimestre de 2018. En Estados Unidos, prácticamente la totalidad de las compañías del S&P 500 ya han presentado sus cuentas trimestrales, con un incremento medio de los beneficios cercano al 13%, que se sitúa más o menos en línea con las expectativas iniciales de los analistas, que lo situaban en un 16%. En Europa, todavía nos encontramos en plena temporada de resultados, aunque las cifras están siendo algo más flojas, con un crecimiento de los beneficios prácticamente plano, aunque la cifra de ventas se incrementó un 5%.

Por sectores, febrero terminó con una dispersión de resultados algo más pronunciada con respecto a lo que pudimos ver en enero, cuando el movimiento de recuperación fue acompasado entre sectores. Los sectores más ligados al ciclo económico, que habían sufrido especialmente durante el último trimestre de 2018, siguen mostrando un mejor comportamiento relativo en este inicio de año.

Para marzo modificamos ligeramente nuestras recomendaciones de inversión. Seguimos apostando por la renta variable, aunque rebajamos nuestra una exposición del 60% al 55%, tras un inicio de año muy positivo para los mercados de renta variable. Continuamos con una importante infraponderación en renta fija (30%) y mantenemos nuestra sobreponderación en activos monetarios en el 15%.

Para leer el documento completo, podéis descargar el PDF