< Volver

Visión de mercados | Mayo 2018

Mercados & Gestión |

Abril nos ha dejado un resultado muy positivo para los activos de riesgo, tras un primer trimestre que estuvo marcado por la vuelta de la volatilidad, que había permanecido en niveles excepcionalmente bajos durante el año anterior, y que cerró con resultados negativos en la mayoría de los mercados de renta variable.

A pesar de presenciar algo más de ruido político durante este mes, con las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos, la fortaleza de los resultados empresariales en Estados Unidos y el tono positivo de los datos macroeconómicos a nivel global, devolvieron la confianza a los inversores.

De esta forma, el índice mundial de renta variable subió en abril un 1,74% en moneda local y un 2,76% en euros, debido a la debilidad de la moneda europea respecto a la mayoría de las divisas fuertes del mercado.

A nivel sectorial, hemos observado cierta rotación durante el mes. En agregado, los sectores value han conseguido un mejor comportamiento relativo frente a los growth, rompiendo la dinámica de los últimos meses, sobre todo gracias a la buena evolución del sector de la energía, que ya comienza a recoger el alza del precio del petróleo. Así, con el cierre del mes en moneda local, destacaron, por el lado positivo, energía (9,96%) y utilities (3,17%). Y, por el lado negativo, consumo básico (-1,35%) e Industriales (+0,03%).

En términos de valoración seguimos observando las mejores oportunidades de inversión en los mercados de renta variable. Aunque consideramos que la bolsa estadounidense está cotizando a niveles menos atractivos, sí vemos interesantes las de Europa, Japón y los mercados emergentes; sobre todo en la región de Asia-Pacífico.

Para leer el documento completo, puedes descargar el PDF