Visión de mercados | Mayo 2021

HomeBlogInversión
06/05/2021

Continuamos el año con un tono positivo en los mercados financieros. En abril hemos visto subidas generalizadas en la mayoría de los índices mundiales, cerrando el mercado estadounidense en máximos históricos. La evolución de la pandemia sigue siendo positiva y se ha acelerado el ritmo de vacunación en Europa. Además, tanto la Reserva Federal y como el Banco Central Europeo, mantuvieron en sus respectivas reuniones sus políticas monetarias sin cambios.

En renta variable, en abril el índice mundial avanzó un 3,91%, aunque en euros la subida se quedó en el 2,04% debido a la depreciación del dólar. El mercado estadounidense tuvo una evolución mejor que el europeo (2,86% y 1,96%, respectivamente medidas ambas en euros), y por el lado negativo los emergentes, aunque en moneda local subieron (1,48%), en euros cerraron con una ligera caída (-0,05%), mientras que Japón terminó el mes con un retroceso del 2,59% en moneda local (-3,86% en euros). Durante el mes vimos cierta rotación de sectores hacia aquellos más de crecimiento, encabezado por telecomunicaciones que cerró con una ganancia del 6,4% gracias a los buenos resultados de Alphabet y Google. En cambio, los más defensivos como servicios públicos o consumo básico se quedaron algo más rezagados.

En los mercados de renta fija, el comportamiento fue positivo en la mayoría de las categorías. En deuda pública, tras un fuerte movimiento de la TIRes del bono estadounidense en el primer trimestre, hemos visto cierta estabilización de la referencia en niveles cercanos al 1,60%. Así, el bono a 10 años cerró el mes en el 1,62%. Si miramos a Europa, la historia ha sido diferente. En abril vimos cierta presión al alza en las rentabilidades de deuda gubernamental, respaldadas por un proceso de vacunación que parece avanzar favorablemente, lo que resulta en unas mejores perspectivas de crecimiento económico.

En los bonos corporativos con grado de inversión hemos visto una evolución positiva en el último es. Los de mayor calidad en Estados Unidos, que tienen una alta sensibilidad a movimientos en los tipos de interés, se han visto beneficiados por la disminución en la TIR del bono americano. Y en los bonos de menor calidad crediticia el comportamiento ha seguido siendo positivo, produciéndose nuevos estrechamientos en los diferenciales de crédito.

En cuanto a la temporada de resultados, el primer trimestre se encuentra ya bastante avanzado en Estados Unidos y, con cerca de tres cuartas partes del índice habiendo publicado, la gran mayoría de compañías han sido capaces de superar las expectativas de beneficios, que crecen más de un 20% respecto al primer trimestre del año pasado. En Europa, con una menor muestra de resultados publicados, cerca de la mitad de las compañías han conseguido batir las expectativas del mercado. Destaca, especialmente, el sector financiero, tras un año 2020 marcado por las provisiones y las cancelaciones de dividendo.

Respecto a la evolución de la pandemia, durante el mes de abril hemos visto mejoras de la situación tanto en Europa como en Estados Unidos. A medida que avanza la vacunación en ambas regiones, vemos como el número de casos se reduce o mantiene. Y se observa una pequeña reducción en el ritmo de vacunación de los países que iban más avanzados, como Estados Unidos y Reino Unido, dado que ya tienen la población de mayor riesgo vacunada. En Europa estamos viendo cómo el ritmo de vacunación ha ido aumentando, gracias al mayor número de dosis que están llegando a los países. En cambio, la situación es bastante delicada en países como la India y Brasil, donde están teniendo graves problemas para contener las nuevas variantes del virus.

En el apartado macroeconómico, este mes se publicaron los datos del PIB del primer trimestre en Estados Unidos y Europa. La economía estadounidense ha crecido más de un 6% interanual, gracias la fuerte recuperación del consumo privado y se queda muy cerca de niveles prepandemia. Sin embargo, el PIB en la eurozona se contrajo un 1,8% en el primer trimestre comprado con el mismo periodo del año anterior debido a las restricciones a la movilidad y limitada actividad comercial.

El ritmo de crecimiento económico y los resultados corporativos permiten pensar que 2021 va a ser un buen año en los mercados financieros. De hecho, en estos primeros meses las bolsas han recuperado mucho terreno y estas buenas perspectivas están ya, en parte, recogidas en ese avance. En este contexto, seguimos positivos con los activos de riesgo, aunque estamos empezando a construir coberturas con opciones en nuestras estrategias mixtas para proporcionar algo de protección a las carteras de aquí a septiembre.

Para mayo, mantenemos una exposición sobreponderada en renta variable. En concreto, la exposición con la que afrontamos el mes es del 55%, cinco puntos porcentuales por encima del escenario neutral para nuestra cartera de referencia. Y mantenemos sin cambios la inversión en renta fija (35%) y el peso en activos monetarios (10%).

Para leer el documento completo, puedes descargar el PDF