< Volver

Visión de mercados | Septiembre 2020

Mercados & Gestión |
mercados

Hemos cerrado agosto con un tono positivo en los mercados financieros, mientras seguimos observando subidas generalizadas en los activos de riesgo. Los índices de renta variable estadounidense y mundial -en moneda local- han vuelto de nuevo a máximos históricos.

En cuanto a la evolución de la pandemia, el número de nuevos casos diarios a nivel mundial se mantiene estable, aunque en Europa hayamos visto un repunte de las personas contagiadas. Además, la Reserva Federal de Estados Unidos ha anunciado recientemente una flexibilización del objetivo de inflación, permitiendo que esta se sitúe por encima del 2% durante un tiempo.

A nivel sectorial hemos visto que, un mes más, han destacado los mismos sectores. El sector tecnológico y el de consumo discrecional lideran las subidas, tanto en el mes como en el año. El sector tecnológico se ha revalorizado un 9,1%, y ya avanza un 24,67% en el acumulado del año. Esta subida se debe, en parte, al gran mes que ha tenido Apple, la mayor compañía por capitalización del mundo, que ya supera los 2 trillones de dólares.

En los mercados de renta fija, el comportamiento ha sido mixto. En deuda pública, hemos visto un cierto repunte en las TIRes de los bonos de gobierno tras varios meses apreciándose. En el caso del bono alemán, la TIR se ha situado en niveles del -0,4%, frente al -0,5% de julio. En cuanto a los bonos periféricos, hemos visto un comportamiento similar al bono alemán.

En términos de valoración de los activos, seguimos pensando que hay que tener cuidado en estos momentos con los múltiplos a los que miramos, por lo que, en cualquier caso, preferimos mirar más allá de este año. Estamos posicionados de manera prudente en nuestros fondos de fondos. Mantenemos la estructura de coberturas, ahora tanto en la bolsa estadounidense como en la europea, y mantenemos la preferencia por las compañías globales de calidad, con crecimientos sostenibles y sólidos balances financieros.

Para septiembre, no variamos el nivel de riesgo en las carteras: una exposición a renta variable del 45%, cinco puntos por debajo de su escenario central, estamos neutrales en renta fija (40%) y 5 puntos sobreponderados en activos monetarios (15%).

Para leer el documento completo, puedes descargar el PDF.