< Volver

Compensación de pérdidas y ganancias

Asesoramiento & Financial Planning |

Artículo originalmente publicado en Finanzas.com el 06/06/2013

Nuestro día a día nos come, vamos tan deprisa que antes de finalizar el año no nos paramos a pensar en qué cosas podríamos hacer para pagar menos impuestos. Es en el momento de hacer la declaración de la renta cuando nos damos cuenta de todo lo que podríamos haber hecho para minimizar el impacto fiscal y que, sin embargo, no hicimos.

La aportación a planes de pensiones, la amortización anticipada de la hipoteca sobre la vivienda habitual (hasta alcanzar la deducción máxima) o la compensación de rendimientos positivos o ganancias patrimoniales con rendimientos negativos o pérdidas patrimoniales, son los casos más típicos que nos solemos encontrar.

Esta última, la compensación, es la parte de la declaración a la que menos tiempo le dedicamos, en la mayoría de los casos por desconocimiento, y por ello nos gustaría recordarla. En este sentido, tenemos que distinguir la fiscalidad vigente hasta finales de 2012 (importante de cara a la realización de la declaración de la renta que tenemos que presentar estos días) y la fiscalidad vigente a partir de enero de 2013 (que tendremos que tener en cuenta para futuras declaraciones).

LEER ARTÍCULO COMPLETO

Paula Satrústegui (@psatrustegui)

Twitter: @abanteasesores