< Volver

ENCUESTA “JUBILACIÓN Y LONGEVIDAD” DE ABANTE

El ‘gap’ en la jubilación entre deseo y realidad

Jubilación & Pensiones |

En España, la edad legal de jubilación en 2018 es los 65 años y 6 meses (se irá incrementando hasta los 67 años en 2017, por la reforma de las pensiones de 2011), sin embargo, la edad media real a la que se jubila la gente en nuestro país es de 64,1 años (datos 2017). Existe un ‘enfrentamiento’ entre el deseo del Gobierno de prolongar la etapa laboral -como recomiendan los expertos- y de los trabajadores -y las empresas que recurren a prejubilaciones- de adelantarla. De la misma forma que existe un gap entre el deseo de los españoles y la edad a la que creen que deberán jubilarse para mantener su poder adquisitivo.

Así, según los datos de la encuesta “Jubilación y longevidad” realizada por Abante, el 46% de los españoles ahorradores quiere jubilarse entre los 61 y los 65 años; el 23% quiere hacerlo antes, entre los 56 y los 60 y solo un 3% declara que no desea jubilarse. En cambio, cuando se les pregunta sobre hasta que edad deberán trabajar para mantener el nivel de vida, el 39% dice que entre los 61 y los 65, el 17% entre los 56 y los 60 y un 13% de los encuestados señala que no debería dejar de trabajar para conseguir este objetivo.

Ahondando en el tema, a la pregunta de si creen que podrán elegir cuándo jubilarse, el 24% dijo que sí. En este caso son más optimistas los hombres, ya que el 30% dio una respuesta afirmativa, y las personas de entre 56 y 65 años, entre los cuales un 50% cree que se podrá retirar cuando desea. También contestaron en mayor medida que sí los españoles con mayor poder adquisitivo y de ahorro, así como los que tienen un perfil de inversor arriesgado (de estos últimos un 52% dijo que sí podrá elegir, mientras que entre los más conservadores solo dio la respuesta afirmativa el 21%).

Por otra parte, respecto a esta cuestión, un 24% no se lo ha planteado (entre los más jóvenes este porcentaje aumenta hasta el 32% y entre los solteros, al 33%) y el 51% responde que no, bien porque sus ahorros o pensiones no serán suficientes (el 20% en el conjunto, mientras que entre los jóvenes dieron esta respuesta el 27%) o porque en su actividad hay una edad impuesta para dejar de trabajar.

Queremos jubilarnos antes, pero no sacrificaríamos nada

El deseo de adelantar la jubilación no solo choca con la realidad (jubilarnos algo más tarde para mantener el nivel de vida), sino también con las intenciones: el 58% de los españoles ahorradores no renunciaría a nada para poder adelantar la jubilación y de los que sí se plantean sacrificar algo, el 19% prescindiría de los viajes y el 11% de practicar sus aficiones, mientras que un 13% dejaría de ayudar a sus hijos para poder dejar de trabajar unos años antes.

Los más mayores (de 56 a 65 años) son los más reacios a renunciar a algo para adelantar la jubilación (un 72% contestó negativamente a esta pregunta, frente al 62% de las personas entre 46 y 55 años y el 49% de las personas entre 30 y 45). Tampoco están muy dispuestos a renuncias las personas de clase muy alta (68%), igual que sucede entre quienes tienen hijos (62%).

Abante encuesta sacrificios jubilación

Prolongar la carrera laboral o sortear con éxito los cambios que haya en el mercado laboral requiere, como señalan los expertos, continuar formándose a lo largo de toda nuestra vida. A las personas que entrevistamos para la encuesta “Jubilación y longevidad” les preguntamos si estarían dispuestas a continuar formándose para poder alargar su etapa laboral. Y el 60% dijo que sí.

Y están más dispuestos a formarse: las mujeres (62%), las personas de entre 30 y 45 años (70%) y los inversores con perfiles más conservadores, así como los que tienen niveles de ahorro medio, los solteros y las personas sin hijos.

La encuesta “Jubilación y longevidad”

En Abante pensamos, desde nuestros orígenes, que, para poder ayudar mejor a los inversores, es fundamental conocer sus objetivos personales y su biografía. Creemos que una parte importante de nuestro valor añadido es ayudar a los inversores a entender este nuevo contexto y ayudarles a convertir esa sensación de problema que provoca la longevidad en el nuevo escenario global en una oportunidad.

Para ayudar a los inversores en este nuevo contexto, consideramos importante conocer el punto de partida, qué inquietudes tienen los inversores y cómo afrontan la planificación de la jubilación en la era de la longevidad. Por eso, hemos realizado una amplia encuesta representativa entre los españoles que ahorran para conocer cómo afrontan esta etapa.

Se han realizado más de 800 entrevistas en todo el ámbito nacional, a personas de entre 30 y 65 años (etapa laboral) y con capacidad de ahorro.