< Volver

El Gobierno propone compatibilizar el cobro del 100% de la pensión con un empleo

Asesoramiento & Financial Planning | Jubilación & Pensiones |

Las pensiones públicas han ocupado los titulares en los últimos días, por las dudas sobre la sostenibilidad del sistema y la semana pasada conocimos una de las propuestas del actual Gobierno (en funciones) para contribuir a mejorar la situación: permitir compatibilizar el cobro del 100% de la pensión de jubilación con un trabajo por cuenta propia o ajena, tal y como ya se hace en algunos países europeos.

Se trataría de ampliar la jubilación activa, una modalidad aprobada en 2013 que permite compatibilizar el trabajo con un 50% de la pensión, si se cumplen ciertos requisitos (haber cumplido la edad legal de jubilación, tener derecho a recibir el 100% de la pensión, mantener el empleo, etc.). Una opción por la que, en la actualidad, se han decantado unas 30.000 personas; en la mayoría de los casos son autónomos.

“Con este plan, que no tendría limitación ni por edad ni por sueldo, se pretende que cientos de miles de jubilados que están en la economía sumergida afloren sabiendo que no tienen que elegir entre recibir una pensión y obtener unos ingresos procedentes del trabajo”, tal y como publicaba El Mundo, medio que organizaba junto a Expansión el ciclo ‘Pensar en España’ en el que la ministra de Empleo, Fátima Báñez, lanzó esta propuesta. Según este medio, estarían excluidos de esta propuesta (solo podrían acogerse a la compatibilidad del 100% con un empleo por cuenta propia o en el sector privado, no en el caso de que mantuvieran su puesto en la Administración Pública).

A continuación mostramos con un ejemplo el efecto de esta medida:

jubilacion activa 100

En el último año la preocupación por las pensiones de jubilación ha ido creciendo, a medida que el Ejecutivo ha tenido que ir recurriendo al Fondo de Reserva para hacer frente a los pagos. En lo que va de año, el Ministerio de Empleo ha tenido que sacar 9.700 millones de la llamada ‘hucha de las pensiones’, que en la actualidad tiene poco más de 24.000 millones, muy por debajo de los casi 67.000 millones que llegó a tener en 2011. Los expertos señalan que el fondo se agotará en 2017, aunque desde el Gobierno han asegurado que las pensiones están garantizadas.

En el debate abierto sobre el pago de las pensiones, se ha sugerido también la posibilidad de que se financien con impuestos, entre otras cuestiones. En lo que parecen coincidir todos los expertos es en que para que el sistema sea sostenible serán necesarios nuevos ajustes y en que hace falta mejorar la parte de los ingresos.

Por todo ello, la reforma de las pensiones será uno de los puntos fuertes de la próxima legislatura y como publica El Confidencial esta semana, el Partido Popular estaría abierto a negociar los límites que existen en las bases de las cotizaciones y en las cantidades que reciben los pensionistas.