< Volver

MAPFRE INFRAESTRUCTURE FCR, GESTIONADO POR ABANTE Y DE LA MANO DE MACQUARIE GROUP

Invertir en infraestructuras a nivel global con un fondo de ‘Private Equity’ único en España

Información Corporativa |

Las infraestructuras han ido ganando peso dentro de las inversiones alternativas y del Private Equity gracias al potencial que presentan, tanto en mercados desarrollados como emergentes, y a que permiten diversificar las carteras en un entorno de bajos tipos de interés, ofreciendo rentabilidades atractivas y estabilidad en los flujos de caja. Este interés creciente por las inversiones en infraestructuras en un momento en el que las megatendencias globales y el auge de las inversiones sostenibles impulsan las oportunidades en esta área, conlleva también un aumento de la competitividad en el mercado que pone en valor el acceso a través de los mejores gestores a nivel global de un activo con importantes barreras de entrada.

El atractivo de la inversión en infraectructuras, activos tangibles y servicios básicos para el desarrollo de un país y la calidad de vida de sus ciudadanos, se deriva de varios elementos. En primer lugar, ofrece certeza en los flujos de caja, dado que se trata de inversiones en activos esenciales con una alta predictibilidad, con ingresos regulados -en algunos casos- y recurrentes, basados en contratos a largo plazo. Este horizonte temporal largo, contribuye a proteger contra la inflación. Además, se trata de activos que presentan baja correlación con los cotizados y con el ciclo económico. Y es un sector que requiere una alta especialización.

La inversión en infraestructuras supone una oportunidad por la falta de inversión actual en determinados sectores y regiones y por las tendencias globales de incremento de la población urbana y el desarrollo económico global. Según el Global Infraestructre Outlook -una iniciativa del G20- la necesidad de inversión en infraestructuras a nivel mundial entre 2016 y 2040 supera los 94.000 billones de dólares, aunque por regiones y sectores hay grandes diferencias, siendo en China, Estados Unidos e India donde mayor inversión se realizará en los próximos años.

“Las inversiones en infraestructuras no tienen la fascinante reputación del Venture Capital, ni la curiosidad que despierta la deuda privada, los inversores siempre han mirado a este activo como contrapeso en sus carteras”, explican desde la consultora Preqin. En su informe sobre infraestructuras global de 2020 destaca que la inversión en infraestructuras ha crecido con fuerza en los últimos años, incrementándose tanto el número de operadores en el mercado como el de gestores de fondos de este activo, ofreciendo, además, rentabilidades atractivas.

El informe de Preqin es de febrero y desde entonces el escenario global ha cambiado como consecuencia de la pandemia de Covid-19. Pero eso no invalida las tendencias de fondo, tal y como destacan desde MIRA Funds, la división del grupo australiano Macquarie dedicada a la inversión en infraestructuras y activos reales.

El economista de MIRA Funds, Daniel McCormack, indica en un análisis de junio que las inversiones alternativas van a continuar haciéndolo bien y van a continuar atrayendo flujos, dado que los tipos de interés van a continuar siendo muy bajos durante un periodo largo de tiempo, lo que llevará a los grandes inversores como fondos de pensiones y aseguradoras a buscar estas alternativas. Y respecto a las infraestructuras, McCormack explica que los activos reales pueden hacerlo bien en este entorno: “Los activos reales pueden emerger de esta crisis en relativa buena forma tanto en términos de resultados como de estabilidad de los jugadores clave de la industria”.

Mapfre Infraestructuras FCR, de la mano de Macquarie y gestionado por Abante

Mapfre y Abante, en el desarrollo de su alianza estratégica, han lanzado junto con el grupo de servicios financieros de origen australiano, Macquarie, un fondo de infraestructuras de, al menos, 200 millones de euros. La aseguradora aportará un capital inicial de 50 millones y se dará entrada a otros inversores institucionales, para que participen con un modelo de coinversión, así como a clientes del segmento de banca privada. 

Mapfre Infraestructuras FCR es un fondo de infraestructuras global con un horizonte temporal de largo plazo gestionado por Abante, que ofrece la posibilidad de invertir en las principales estrategias de la mano de Macquarie a través de un único vehículo de forma eficiente y diversificada. El fondo permitirá acceder a las principales estrategias de inversión en infraestructuras a escala global de forma eficiente y diversificada, de la mano de Macquarie Infraestructure and Real Assets (MIRA). En total, gestiona inversiones por encima de 126.000 millones de euros en todo el mundo y es la mayor gestora de infraestructuras a nivel global. Las ventanas de entrada serán en diciembre de 2020 y en junio de 2021. Invertirá estrategias que tiene en la actualidad la gestora australiana, que incluyen desde energías renovables y transporte a comunicaciones, servicios públicos o manejo de residuos.

Macquarie es una empresa global de servicios financieros de origen australiano que opera en 31 mercados, siendo la mayor gestora de infraestructuras a nivel mundial. Su división de infraestructuras y activos reales -Macquarie Infraestructure and Real Assets (MIRA)- tiene un patrimonio bajo gestión de 132.000 millones de dólares -a cierre de marzo de 2020- en activos que son esenciales para el desarrollo sostenible de las economías y países. Actualmente, cuenta con cerca de 151 negocios en cartera, 500 propiedades inmobiliarias y unos 4,8 millones de hectáreas de tierras agrícolas.

MIRA forma parte del Macquarie Asset Management, el brazo de gestión de activos de Macquarie Group. El grupo ofrece a sus clientes un amplio abanico de soluciones financieras: gestión de activos, servicios bancarios, asesoramiento financiero, gestión de grandes patrimonios, Private Equity, asesoramiento corporativo y mercado de capitales.