< Volver

La importancia de la educación financiera para tomar buenas decisiones

Asesoramiento & Financial Planning |

Este lunes, 5 de octubre, se celebra en nuestro país el Día de la Educación Financiera. Esta iniciativa, promovida por la Comisión Nacional del Mercado de Valores y el Banco de España cumple seis años y lo hace bajo el lema “Finanzas responsables, finanzas para todos”.

El objetivo es inculcar a la sociedad la importancia de educarnos en finanzas y en conceptos económicos básicos para poder tomar decisiones financieras con el conocimiento suficiente para entender sus implicaciones y consecuencias, tanto en el día a día como en el futuro.

“La experiencia muestra que la educación financiera se ha convertido en una competencia clave en la sociedad del siglo XXI debido a la presencia constante en nuestras vidas de las finanzas personales y a la estrecha relación que estas tienen con el bienestar personal y social”, explican en el Plan de Educación Financiera 2018-2021 de la CNMV y el Banco de España.

Conocimiento para afrontar los momentos de incertidumbre

¿Qué es la TAE? ¿En qué me tengo que fijar al contratar una hipoteca? ¿Me conviene un fondo de inversión? ¿Cómo me afecta la inflación? ¿Tengo que tributar por vender mis acciones? Saber responder a cuestiones como estas es fundamental cuando nos enfrentamos a decisiones financieras importantes que no solo nos afectan por el lado económico, sino que nos condicionan a la hora de cumplir nuestros objetivos y planes.

Como recuerda Santiago Satrústegui, presidente de Abante, el conocimiento y la información nos ayuda a estar más preparados y enfrentarnos mejor al futuro y a los momentos de incertidumbre. Y esto se traslada al ámbito de la educación financiera: entender y comprender conceptos financieros y económicos nos va a ayudar a tomar mejores decisiones de consumo, ahorro e inversión.

Por todo ello, para comprender las implicaciones reales que los conceptos económicos y financieros tienen sobre nuestro bolsillo es fundamental que nos formemos en finanzas desde que somos pequeños. Como explica la OCDE en su último informe PISA, “es esencial que los alumnos empiecen a desarrollar habilidades en el ámbito económico desde edades tempranas. El objetivo es prepararles para vivir el día de mañana de manera independiente, para que comprendan el complejo contexto económico que les rodea y participen activamente en él, sabiendo desenvolverse y tomando decisiones inteligentes”.

Y es que, educarnos en finanzas y comprender tanto las ventajas como los inconvenientes y los riesgos de los productos financieros, nos va a ayudar a gestionar mejor nuestro dinero y a tomar mejores decisiones.