< Volver

La planificación financiera y el futuro de la mujer

Asesoramiento & Financial Planning | Consejos |
mujer y finanzas

El mundo está cambiando, pero en algunos aspectos, no lo hace al ritmo que nos gustaría. En cuestiones de género, la velocidad no es el punto fuerte. Si bien es cierto que la mujer ha ido ganando peso, tanto en el ámbito profesional como en el personal, la realidad nos presenta un escenario donde la equidad no es protagonista, especialmente si hablamos de números, donde las matemáticas no cuadran y varían según hablemos de hombres o de mujeres.

Tradicionalmente, los hombres han sido la cabeza visible en la gestión del ahorro familiar, aunque, poco a poco, la situación está cambiando y la mujer está adquiriendo una posición más activa a la hora de gestionar sus finanzas. Especialmente, esta tendencia se está observando en las mujeres más jóvenes. Comienzan a preocuparse antes, y de forma más activa, por sus ahorros. Quieren ocuparse personalmente de su dinero y no delegar así las decisiones de inversión en un tercero.

Este cambio se palpa, aunque su evolución está siendo paulatina. De la encuesta que EFPA España ha llevado a cabo entre más de 500 asesores certificados, se desprende que las mujeres se implican cada vez más en las finanzas personales de su núcleo familiar. En concreto, el 54% de los asesores encuestados otorga a la mujer un papel protagonista en la economía del hogar, frente al 48% de un año antes, aunque todavía hay un 31% que considera que solo participan para asuntos puntuales y un 14% que cree que, aunque las mujeres sí opinan, terminan delegando este tipo de decisiones.

mujer y finanzas

La gran pregunta es: ¿por qué la mujer no se implica más la planificación financiera? Para el 47% de los asesores encuestados por EFPA el motivo reside en una escasa cultura financiera, mientras que un 19% considera que es porque todavía es un tema circunscrito al ámbito de los hombres.

La desigualdad en cifras

Lo cierto es que, a día de hoy, hombres y mujeres no están en el mismo punto de partida para tomar decisiones de inversión y planificación del ahorro. Pensar en elaborar un plan financiero para asegurar el futuro cuesta más cuando tienes un salario menor. El último informe del Instituto Nacional de Estadística pone de manifiesto que el salario medio anual femenino representó el 77% del masculino durante el año 2015. En ese ejercicio, de media, los hombres ganaron casi 6.000 euros más que las mujeres. Además, el 18,2% de las mujeres tuvo ingresos salariales menores o iguales que el Salario Mínimo Interprofesional, frente al 7,4% de los hombres.

Si nos adentramos en el mundo profesional, aunque el número de mujeres que acceden a puestos directivos está aumentando, la brecha sigue latente. En Europa solo uno de cada tres ejecutivos es mujer, y gana además un 23% menos que los hombres, según datos de Eurostat. En el caso de España, la brecha salarial en los puestos de dirección se reduce al 16,2%, con cerca de 77.000 directivas de un total de 208.000 puestos de dirección.

mujer y finanzas

En marzo de este año, Grant Thornton publicó su informe anual donde analiza la situación del liderazgo femenino. En el caso de España, 8 de cada 10 de los hombres encuestados consideraban que hay barreras para el ascenso de la mujer a los puestos de dirección, y señalaron que el cuidado de los hijos y las presiones familiares, la cultura empresarial predominantemente masculina y el poco apoyo a la conciliación, eran las principales barreras que impedían el acceso de las mujeres a los equipos directivos.

Por su parte, desde Manpower han puesto el acento en la paridad de género en las empresas. Según su informe “7 pasos para lograr la inclusión consciente”, los Millennials (los nacidos entre 1981 y 1995) consideran que su generación logrará la igualdad y, en concreto, las mujeres que pertenecen a esta generación estiman que se necesitarán 22 años para lograr la paridad de género en el mundo laboral.

Independencia económica, el futuro depende de nosotras

Ganamos menos, cotizamos menos, pero vamos a vivir más. La esperanza de vida femenina es cinco años y medio mayor que la de los hombres. Disfrutaremos de más años de jubilación, pero ¿tendremos suficientes recursos económicos para cubrirlos? Este escenario nos obliga a hacer un esfuerzo de ahorro mayor que el de los hombres para poder planificar nuestro futuro y cubrir todas nuestras necesidades y proyectos sin preocupaciones.

“La clave no es acumular más, sino reflexionar sobre cuáles son nuestras necesidades y proyectos vitales y cómo invertimos nuestro ahorro actual y futuro para conseguirlo”, recuerda Gadea de la Viuda, Socia Directora General de Abante.

Para ganar independencia económica y poder asegurarnos un futuro económico mejor, es indispensable contar con un proyecto financiero que nos acompañe y que responda a preguntas clave como: ¿Qué quiero? ¿Cuánto cuestan mis objetivos? ¿Qué tengo ahora? ¿Cuál es mi objetivo de rentabilidad para poder cumplir mis metas? Para responder a todas estas preguntas es necesario elaborar un plan financiero personal que se adapte a nuestra situación y a nuestras necesidades futuras. Garantizarnos un futuro financiero sin preocupaciones depende de las decisiones que tomemos en el presente, un presente donde debemos ser más activas y conscientes con nuestras decisiones de ahorro e inversión.