< Volver

La pobreza que viene: conflictos y políticas

Conferencias |

Sobre el lenguaje, las personas y las diferentes barreras sociales y culturales que imperan la actualidad hablamos hace unos días en Abante en “La pobreza que viene: conflictos y políticas”, la cuarta mesa del ciclo “El español como lengua de pensamiento”, una iniciativa de Abante y La Huerta Grande para reflexionar y dialogar sobre el conocimiento y el lenguaje en español.

El escritor Borja Monreal y el filósofo colombiano Jorge Giraldo participaron en esta conferencia Abante que contó con el filósofo y docente Jorge Úbeda como moderador.

El poder del lenguaje y sus diferentes significados

¿El lenguaje nos separa de las personas? Monreal, que acaba de publicar “Ser pobre” con La Huerta Grande, habló de cómo el lenguaje construye nuestro pensamiento y, en ese sentido, al hablar del diferente significado que le damos a las palabras en cada región, destacó que “hemos construido una narrativa muy importante que nos separa de las personas”.

Por su parte, Giraldo, que publicó en septiembre su último ensayo “Colombia. Así en la guerra como en la paz”, explicó que cuando tenemos una lengua, pero no hay una comunidad asentada las cosas se estropean: “Hemos tenido una gran disputa alrededor del lenguaje y de las representaciones que supone”.

Monreal hizo una reflexión sobre cómo el lenguaje condiciona, en cierta medida, el estilo de vida y la forma en la que nos relacionamos: “El lenguaje de las personas les hace interpretar y ver una cosa completamente diferente. La forma en la que verbalizas hace completamente diferente la forma en la que ves la vida”. Y aquí, Monreal comentó que cuando volvió de Angola sintió que había perdido la forma de comunicarse con su entorno porque se había perdido un relato común: “Con mi trabajo pretendo construir un lenguaje común que trascienda las ideologías y nos lleve a un lenguaje en el que podamos entendernos”.

 Las barreras del lenguaje

Durante la conferencia, también se puso el foco en las barreras que genera el lenguaje, que tienen repercusiones en el día a día de las personas.

El lenguaje también genera unas barreras en todos los niveles. Por ejemplo, genera dificultades a nivel burocrático, lo que hace que las clases más empobrecidas no puedan acceder a ciertas cosas”, comentó Giraldo. En este sentido, se habló también de cómo se define la pobreza y cómo es entendida en diferentes lugares: “En los países empobrecidos es una aceptación de lo que tienes. Allí la precariedad es institucional. La capacidad que hay para tener un futuro mejor es muy limitada”, añadió.

Pensamos de una manera que limita los derechos de las personas. Las migraciones son un proceso clave en el desarrollo de un país”, destacó Monreal. Al hablar de la inmigración, los ponentes comentaron cómo ese proceso se entiende de forma diferente en algunos países y cómo ese término se usa como eufemismo en muchos territorios: “En Sudamérica hay un desfase muy grande en cómo nombramos a los fenómenos. No se utiliza el término refugiado y en Europa sí”, señaló Giraldo.

Aquí podéis acceder a todas las conferencias del ciclo “El español como lengua de pensamiento”.