< Volver

Visión de Mercados · Abante Asesores | Abril 2014

Mercados & Gestión |

Un repaso al primer trimestre

Acabamos de cerrar un trimestre con bastante –por no decir mucho- ruido y pocas nueces en los mercados internacionales de renta variable. El índice mundial se revalorizaba un 0,75% en el periodo en euros, un 0,53% en moneda local.

Aunque han recuperado algo durante marzo, los mercados emergentes mantienen su mal comportamiento relativo frente a los desarrollados. El índice global de bolsas emergentes retrocedía un 0,83%, en euros, en el primer trimestre.

Los activos financieros españoles se mantienen muy demandados. El bono a 10 años patrio ha ofrecido una rentabilidad próxima al 6,5% en el primer trimestre. El Ibex-35, por su parte, avanzaba un 4,3% en el mismo período.

Visión de Mercados 1

A nivel sectorial el comportamiento no ha seguido un patrón clásico, mezclándose sectores cíclicos y defensivos tanto en los mejores como en los más rezagados. Así, destacaban positivamente servicios públicos (+7,9%) y farmacia (+5,1%), y negativamente consumo cíclico (-2,5%) y telecomunicaciones (-1,5%).

En renta fija el resultado ha sido en general bastante positivo. El bono estadounidense a 10 años ha caído más de 30 puntos básicos en TIR cerrando trimestre en el 2,72%, mientras el bono español reducía su tipo desde el 4,15% hasta el 3,23% y conseguía comprimir la prima de riesgo hasta los 166 puntos básicos.

Visión de Mercados 2

En el apartado de divisas la evolución trimestral ha sido bastante plana entre las principales monedas internacionales. La excepción la encontramos en el yen, que se apreciaba cerca de un 2% frente al euro y el dólar.

Previsiones y recomendaciones Abril 2014

Abordamos el segundo trimestre con pocos cambios respecto a lo que pensábamos a cierre de ejercicio. Las grandes bolsas internacionales no han tenido importantes oscilaciones –si exceptuamos la caída del 9% del Nikkei 225 (que había subido un 56% en 2013).

Las bolsas europeas y estadounidense se mantienen fuertes. Cualquier caída del 3% – 4% se considera una oportunidad de compra y por mucho que pensemos que los mercados se merecen un descanso, sobre todo el americano, no termina de producirse.

Sí empezamos a observar, en cualquier caso, un mejor comportamiento relativo en los mercados europeos respecto a los americanos. Los activos periféricos –Italia, España, Portugal- de renta fija y variable han cerrado un trimestre muy positivo.

En este punto, hay que destacar el cambio de chip que parece estar produciéndose en el seno del Banco Central Europeo. Los alemanes han tardado en dar su brazo a torcer, pero un cambio del euro cercano a 1,40 dólares y una inflación próxima al 0,5% han conseguido un mayor alineamiento alemán. Se esperan nuevos estímulos monetarios durante los próximos meses.

Esta percepción de que el BCE tendrá que seguir apoyando a la economía de la Zona Euro con nuevas medidas monetarias, y la progresiva retirada de estímulos en la que se encuentra embarcada la Reserva Federal estadounidense –“taper” en marcha y posible subida de tipos a mediados de 2015- explica en cierta medida este mejor comportamiento de las bolsas europeas.

Además, la bolsa europea está más barata y tiene mayor margen de mejora en beneficios gracias al mayor apalancamiento operativo de sus empresas después de años reduciendo costes y teniendo que enfrentarse a tipos de interés más altos en su financiación. En Estados Unidos hay poco valor, sobre todo en las pequeñas compañías y en algunos sectores concretos como el de biotecnología.

Seguimos encontrando argumentos positivos -flujos, políticas monetarias expansivas, menores incertidumbres, pocas alternativas de inversión- para el posicionamiento en renta variable. Cualquier tropiezo de los mercados –motivos ha habido recientemente en la crisis de Crimea- es rápidamente comprado por los inversores.

En renta fija no vemos oportunidades claras de inversión. En términos generales, los bajos niveles de tipos de interés nos hacen ser prudentes con la duración (no invertir en activos con vencimientos largos), siendo más constructivos con la inversión en crédito ante un panorama macroeconómico más despejado y equilibrado.

En divisas, el dólar estadounidense parece bien posicionado para apreciarse frente al euro. La economía americana va a continuar creciendo más que la Zona Euro y el BCE es probable que tenga que poner en práctica nuevas medidas de estímulo monetario en un momento en el que la FED se encuentra en retirada.

Mantenemos las recomendaciones de inversión de los últimos meses. Posición de ligera sobreponderación en renta variable (55%), clara infraponderación en renta fija (30%) y leve sobreponderación en liquidez (15%).

Además, puede consultar en el siguiente enlace el Informe trimestral de gestión de los fondos.

@abanteasesores

Me interesa este producto

Descargas:

Visión de Mercados · Abante Asesores | Abril 2014