Esta vez, tampoco será diferente

Santiago Satrústegui, presidente de Abant, en su último artículo en El Confidencial, reflexiona sobre los mensajes emitidos por los bancos centrales y la respuesta de los inversores ante su tono contundente. Así, dice: “Que la prioridad de los bancos centrales haya sido contener la inflación, y que la preocupación por el crecimiento económico haya sido algo secundario, ha supuesto llevar a los índices de renta variable y a los bonos a mínimos del año”.

En este sentido, Satrústegui destaca el comportamiento que ha tenido el mercado ante las posibilidades de recuperación. “En Europa, necesitan hundir las expectativas. Ni siquiera sería bueno en estos momentos para ellos generar una gran confianza en su capacidad de gestión de esta crisis, porque eso podría ser un signo de optimismo al que podrían agarrarse los mercados“, señala.

¿Qué va a pasar en los próximos meses? “Vamos a ser muy dependientes de los fatos de inflación  de los de actividad. Respecto de los primeros, lo razonable sería esperar una cierta contención en la medida, ya que el ‘efecto riqueza’ que podría haber generado la bolsa en años pasados ha quedado muy reducido y porque la presión de los costes de la energía ya sabemos que no ha continuado su escalada hacia el infinito”, subraya el presidente de Abante.

Puedes leer la tribuna completa aquí