< Volver

La Fed: el adiós de Yellen y la llegada de Powell

Mercados & Gestión |

La Reserva Federal de Estados Unidos comienza 2018 con un nuevo presidente. Tras el adiós de Janet Yellen, toca dar la bienvenida al que desde hoy ya es su sucesor al frente del banco central estadounidense: Jerome Powell.

Powell, que jura este lunes el cargo después de que el pasado sábado expirara el mandato de Yellen, es abogado de carrera. Fue nominado por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a comienzos de noviembre y confirmado por el Senado a finales de enero, con 85 votos a favor y 12 en contra. Con el nombramiento de Powell, Trump ha puesto fin a una norma no escrita -que llevaba décadas manteniéndose en Estados Unidos-, por la que el presidente entrante renovaba, al menos por un mandato más, al dirigente de la Fed que había sido propuesto por su antecesor en el cargo.

Así, tras cuatro años de mandato de Yellen, este lunes comienza una nueva era en la Reserva Federal. Aunque, eso sí, se espera que Powell recoja el testigo de Yellen y sea continuista con las políticas monetarias y con el calendario a seguir marcado por su predecesora. En este punto conviene recordar que Powell lleva siendo miembro de la junta de gobernadores de la Fed desde el año 2012 y siempre ha votado a favor de las decisiones mayoritarias.

Powell, que desde hoy es el primer banquero de inversión que toma las riendas de la política monetaria de Estados Unidos, se estrenará el próximo mes de marzo en la reunión del Comité Federal de Mercado Abierto y lo hará, previsiblemente, con una nueva subida de tipos de interés.

 

El legado de Yellen

Cuando a finales de 2013 Barack Obama nominó a Janet Yellen para la presidencia del banco central estadounidense, la economista de Yale ocupaba la vicepresidencia del organismo. En enero de 2014 fue confirmada por el Senado con 56 votos a favor y 26 en contra y un mes después juró su cargo como presidenta, convirtiéndose así en la primera mujer en estar al frente del mayor banco del mundo, en su más de un siglo de historia.

Janet Yellen (Imagen de la Reserva Federal de Estados Unidos)
Janet Yellen (imagen de la Reserva Federal de Estados Unidos).

Cuatro años después, el trabajo de Yellen pilotando la institución se puede medir en cifras. La expresidenta de la Fed le ha dejado a su sucesor una economía que crece a un ritmo cercano al 3%, con una tasa de desempleo del 4,1% -su nivel más bajo de los últimos 18 años-, y con una inflación que comienza a repuntar: cerró 2017 en el 2,1%, mientras que la subyacente se situó en el 1,8%.

Ahora, Powell recoge el testigo para poner fin al programa de estímulos, es decir, aumentará los tipos de interés (las actas de la última reunión de enero apuntaban a tres subidas en 2018) y continuará reduciendo el balance de la Fed. Aquí conviene echar la vista atrás y recordar que en diciembre de 2015 Yellen inició el lento y gradual proceso de normalización de la política monetaria, con la primera subida de tipos en 10 años. Y ahora, y tras el último repunte de finales de 2017, el precio del dinero se sitúa en una horquilla de entre el 1,25% y el 1,5%. Por otro lado, el organismo inició en octubre la reducción de su balance (que supera los 4 billones de dólares), después de años de inyecciones de liquidez.

 

La Fed: 105 años de historia y 16 presidentes

El nacimiento de la Reserva Federal de Estados se remonta a 1913, cuando el presidente de entonces, Woodrow Wilsom, promulgó la Ley de la Reserva Federal para dar respuesta y hacer frente al pánico financiero de 1907. Desde entonces, la institución ha tenido 16 presidentes, desde Charles Summer Hamlin, pasando por Eugene Meyer, Paul Volcker, Alan Greenspan o Ben Bernanke, el antecesor de Yellen.

El banco central estadounidense es en realidad una red de bancos, en concreto, de doce entidades situadas en Nueva York, Filadelfia, Cleveland, Boston, Richmond, Atlanta, Chicago, Saint Louis, Minneapolis, Kansas City, Dallas y San Francisco. Cuenta con un Consejo de Gobernadores, compuesto por 7 gobernadores (uno de ellos ejerce de presidente), con un mandado no renovable de 14 años, mientras que el mandato del presidente se puede renovar cada cuatro años, hasta que sume 14 como gobernador.

Stainley Fischer, Janet Yellen, Jerome Powell y Lael Brainar, reunión de septiembre 2017 de la Junta de Gobernadores (imagen de la Reserva Federal de Estados Unidos)
Stainley Fischer, Janet Yellen, Jerome Powell y Lael Brainard, reunión de septiembre 2017 de la Junta de Gobernadores (imagen de la Reserva Federal de Estados Unidos).

Además, junto al Consejo de Gobernadores, en 1935 se formó el Comité Federal de Mercado Abierto, que es el organismo encargado de definir la política monetaria. Cuenta con 19 miembros: los 7 gobernadores y los 12 presidentes de cada una de las sedes. Se citan 8 veces al año, aunque solo tienen voto en las reuniones los gobernadores, el presidente de la delegación de Nueva York y de forma rotatoria cada año, cuatro de los presidentes de las restantes entidades.

 

El mandato de la Reserva Federal de Estados Unidos

El banco central estadounidense persigue un doble objetivo. Por un lado, busca mantener la estabilidad de los precios, es decir, lograr una inflación cercana, pero por encima del 2%. El otro mandato que tiene el organismo, a diferencia del Banco Central Europeo, cuyo único mandato es la estabilidad de precios, es promover el pleno empleo.