< Volver

Los cambios de la reforma fiscal que aprobará el Gobierno: despidos y autónomos

Asesoramiento & Financial Planning |

La reforma fiscal presentada hace un mes será aprobada por el Gobierno, probablemente, este viernes con apenas un par de modificaciones respecto al Anteproyecto de ley, que afectan a las indemnizaciones por despido y a la retención a autónomos profesionales. Después deberá someterse al trámite parlamentario y podría sufrir nuevos cambios. El cualquier caso, el texto queda por debajo de las expectativas de los expertos y deja sin resolver un importante asunto pendiente, el de las comunidades autónomas.

Una de las novedades que más revuelo ha causado es el gravamen a las indemnizaciones por despido, con el establecimiento de un mínimo exento de 2.000 euros por año trabajado. En el documento presentado el pasado 21 junio por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, se establecía que esta medida tendría carácter retroactivo y afectaría a todos los despidos desde el 20 de ese mismo mes.

Las críticas fueron inmediatas y esa misma semana el Gobierno dejó abierta la puerta a la negociación y se planteó elevar el mínimo exento a 4.000 euros. El 14 de julio el secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre, anunció el compromiso del Ejecutivo de elevarlo, sin especificar dónde se establecerá la línea roja y pendiente de recibir la propuesta de los agentes sociales.

Ferre, que destacó la importancia de aprobar la propuesta de reforma antes de que termine el mes, descartó la posibilidad de que la indemnización vaya a quedar influida por una ponderación de la edad del despedido y anunció que no se suprimirá la deducción fiscal de la que se benefician las empresas en el impuesto de sociedades.

Retenciones a autónomos

Por otra parte, habrá cambios, seguramente, en la retención a autónomos profesionales. Según han publicado distintos medios de comunicación en los últimos días, ésta bajará del 21 al 15% para quienes tengan rentas inferiores a 15.000 euros, es decir, 3.000 más de lo previsto inicialmente. Un cambio que las asociaciones de autónomos acogieron positivamente.

Esta medida salió adelante el Consejo de Ministros el pasado 4 de julio y la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, comunicó que tendría aplicación inmediata. Así, se adelanta a la puesta en marcha del grueso de las modificaciones que contempla la reforma, que entrarán en vigor a partir del 1 de enero de 2015.

El anteproyecto está por debajo de las expectativas de los expertos y, en lo que se refiere a los productos financieros, se puede decir que las medidas positivas que bajan los tipos, frente a la eliminación de algunas exenciones y otros aspectos recogidos en el texto hacen en muchos casos un juego de ‘suma 0’ y es posible que algunos inversores deban pagar más a Hacienda que en 2011.

Si quiere conocer los principales cambios fiscales que propone el anteproyecto, puede consultar en el siguiente enlace las claves de la reforma fiscal.