< Volver

Si tu plan de pensiones no da buena rentabilidad, la bonificación no compensa

Mercados & Gestión | Jubilación & Pensiones | Asesoramiento & Financial Planning |
Plan de pensiones bonificación vs rentabilidad

La campaña de planes de pensiones está ya en marcha y nos llega múltiples ofertas con bonificaciones por traspasar nuestro dinero. Nos ofrecen un 1%, un 2%, un 3% y hasta el 4% en determinadas condiciones por nuestro ahorro para la jubilación. Pero hay que leer bien las condiciones y, sobre todo, buscar un buen plan que nos dé la rentabilidad que necesitamos, porque la bonificación que, en principio, puede resultar llamativa, puede no compensar a medio plazo. Para empezar, por la bonificación tributamos en el IRPF como ganancia patrimonial y, para seguir, en la mayoría de los casos implica una permanencia que no nos beneficia. Vamos a analizarlo con números.

Si analizamos los datos de Inverco, son unas pocas entidades las que concentran la mayoría del ahorro para la jubilación y, además, en unos pocos planes, los ‘superventas’, que suelen coincidir con los más anunciados en cada campaña por estas entidades. Cogiendo la bonificación que ofrecen dichas entidades y la rentabilidad (datos de Inverco) de los planes que han recibido más aportaciones en la última campaña, observamos que las rentabilidades no son muy altas. Y lo más habitual es que coincidan con los perfiles 3 y 4 de riesgo (de los 7 que establece la Comisión Nacional del Mercado de Valores). Estos son los datos que hemos cogido para la comparación.

 

 

Así, vamos a ver qué sucede si una persona de 55 años, que ha recibido varias ofertas por traspasar los derechos consolidados de su plan, decide llevar sus 50.000 euros a uno de los planes ‘superventas’ de una de estas entidades que le ofrece una bonificación del 3% y que da una rentabilidad anualizada a cinco años del 0,8% (algunos de los planes con más aportaciones según Inverco ofrecen rentabilidades incluso inferiores) en su plan con perfil de riesgo 3. Y qué sucede si elige el plan de una entidad que con su gestión activa consigue buenas rentabilidades, aunque no ofrece ningún regalo o bonificación, para el mismo perfil.

En el primer caso, la bonificación del 3% respecto a los 50.000 euros, tras restarle los impuestos correspondientes, se queda en 1.215 euros netos, que los incluimos en el cálculo de lo que conseguirá este ahorrador, pongamos que se llama Juan, al cabo de 5 años. Así, en este primer caso, consigue en el periodo 53.785 euros, incluyendo la bonificación neta.

En el plan que no le ha dado bonificación, pero le ofrece, para el mismo perfil de riesgo una rentabilidad del 1,75%, en cinco años acumula 55.018 euros. En este caso, le habría resultado más provecho el plan que daba algo más de rentabilidad que la bonificación puntual en el momento de la aportación.

Abante pensiones bonificación aportación vs rentabilidad perfil 3

Si en lugar de traspasar 50.000 euros traspasa 100.000 euros, en el plan con bonificación del 3% (que neta de impuestos supone 2.430 euros) y rentabilidad del 0,8% anualizada a cinco años, al cabo de un lustro tendría 102.049 euros, mientras que con el plan sin bonificación y rentabilidad del 1,75%, conseguiría 104.408 euros.

Pongamos que Juan prefiere el plan moderado de perfil de riesgo 4 (una cartera que tendría en torno a un 50% de renta variable) y hagamos el mismo ejercicio. Si traspasa los 50.000 a un plan que dé una bonificación del 3% y una rentabilidad anualizada a cinco años del 2,4%, consigue, incluyendo la bonificación neta de impuestos (2.430), consigue al cabo de un lustro, 59.110 euros. Mientras que, si opta por un plan que no le ofrece una bonificación, pero le proporciona una mayor rentabilidad, del 3,8%, en cinco años tendrá 60.434 euros. En el caso de que lo mantenga hasta la jubilación invertido en el mismo plan, en el primero termina con 60.990 euros y en el segundo, tiene para su jubilación 69.511 euros.

Abante pensiones bonificación aportación vs rentabilidad perfil 4

Si traspasa 100.000 euros, con el plan con bonificación del 3% y 2,4% de rentabilidad anualizada a cinco años acumulará en el periodo 110.098 euros incluyendo la bonificación, mientras que con el plan sin bonificación que da una rentabilidad del 3,8% anualizada a cinco años, habrá conseguido en un lustro 115.004 euros.

De ahí la importancia de analizar bien la oferta de planes de pensiones. De nuestro plan, es importante fijarnos en la gestión, en la consistencia, no invertir solo por la deducción fiscal, ni elegir por el regalo o bonificación.