< Volver

¿Tienes el plan de pensiones que necesitas para tu jubilación?

Asesoramiento & Financial Planning | Jubilación & Pensiones |

Cuando queremos invertir para la jubilación, muchas veces, elegimos un determinado plan de pensiones sin pensar en las consecuencias futuras de nuestra decisión. En Abante sabemos que elegir en qué plan de pensiones depositamos nuestros ahorros no es una tarea fácil. La oferta cada vez es mayor y más en la recta final del año, que es cuando se concentran las campañas comerciales de la mayoría de entidades financieras.

¿Estamos invirtiendo bien nuestro ahorro para la jubilación? De los datos que proporciona Inverco se desprende que la gran mayoría de las personas que están invirtiendo en planes de pensiones optan por planes conservadores. Renta fija mixta es la categoría que cada año capta más aportaciones y, si nos fijamos en el activo subyacente, lo que vemos es que el 60% del ahorro que se acumula en planes de pensiones del sistema individual se encuentra invertido en renta fija y activos monetarios.

Además, al echar un vistazo a cómo se distribuye la industria de planes de pensiones en España vemos que los planes más rentables son los que menos partícipes tienen. Elegir los planes más grandes y no los rentables tiene un coste para nuestro bolsillo: nos cuesta entre 2 y 3 puntos de rentabilidad anualizada en periodos de diez años.

¿A qué se deben esta tendencia? Como recuerda Belén Alarcón, socia y directora de asesoramiento patrimonial de Abante, arriesgamos poco con nuestra inversión para la jubilación porque tenemos muy presentes las creencias y los valores que nos han inculcado las generaciones anteriores: “Pensamos que lo que les funcionó a nuestros abuelos y a nuestros padres nos va a funcionar a nosotros también, pero tenemos que darnos cuenta de que el escenario económico es completamente diferente. Y un factor fundamental que debemos tener en cuenta es que ahora vivimos más años y, además, lo hacemos mejor. Vamos a llegar a los 65 años mucho más activos”.

¿Cómo invertimos en un buen plan de pensiones que nos dé la rentabilidad que queremos?

La realidad es que nadie nos va a poder asegurar que vayamos a obtener una determinada rentabilidad en un periodo de tiempo concreto, nadie tiene la bola de cristal. Es imposible adivinar cómo se van a mover los mercados, pero, lo que sí podemos hacer es invertir de una forma profesional, sensata y acorde a nuestros objetivos y a nuestras circunstancias.

El primer paso para invertir en el plan de pensiones que necesitamos es pensar en nosotros mismos. ¿Qué vamos a querer hacer cuando nos jubilemos? ¿Cuándo nos gustaría retirarnos del mundo laboral? Trazar un plan es el primer paso para invertir en el plan de pensiones que nos ayude a cumplir nuestros objetivos.

Una de las cosas que solemos hacer mal es que el proceso de inversión lo hacemos al revés. Pensamos solo en el aquí y ahora y se nos olvida pensar en el día de mañana y, por eso, a veces, invertimos en planes de pensiones que no nos dan la rentabilidad que esperábamos.

En este sentido, Alarcón señala que elegir un plan de pensiones que nos permita hacer todo lo que siempre hemos querido es el último paso de un proceso que comienza con un ejercicio de planificación financiera. “Pensar en nuestro yo futuro nos va a ayudar a visualizarnos en el día de mañana y a ver si lo que estamos haciendo hoy nos está acercando a lo que queremos hacer en el futuro. Si no es así, podemos cambiarlo. Con un ejercicio de planificación financiera le enseñamos a nuestro yo futuro las consecuencias de las decisiones de ahorro e inversión que estamos tomando en el presente”, destaca.

Así, otra de las cosas que no podemos olvidar es que ahorrar para la jubilación tiene una ventaja fundamental: el tiempo. Al tener un gran horizonte temporal por delante podemos arriesgar más con nuestras inversiones, con un menor esfuerzo de ahorro y, además, al estar más tiempo invertidos, mitigamos el efecto de la volatilidad a corto plazo.

Si diseñamos una hoja de ruta que parta de nuestra situación personal y que tenga en cuenta otros factores como cuánto podemos ir ahorrando cada año, qué plazo tenemos, cuánto cuesta nuestro objetivo y qué déficit tenemos, sabremos qué rentabilidad le tenemos que exigir a los mercados financieros y podremos ir modulando nuestra inversiónpodemos cambiar de plan de pensiones sin pagar impuestos-, según se vaya acercando nuestro objetivo o nuestras circunstancias cambien.

Por ejemplo, si empezamos a invertir con 25 años para la jubilación podemos comenzar con un plan de pensiones con un 100% de renta variable para ir, poco a poco, y a medida que se vaya acercando la fecha de nuestra jubilación, reduciendo el riesgo, apostando por planes más conservadores.

Importante: buscar una buena gestión

Con nuestros objetivos definidos, es hora de buscar la mejor gestión. En un mundo global, lleno de incertidumbres, la mejor forma para rentabilizar nuestro dinero es invertir en carteras globales que diversifiquen, tanto por sectores, como por tipo de activo, área geográfica y estilo de gestión.

Con una gestión activa y profesional conseguimos maximizar el binomio rentabilidad y riesgo, capturando la rentabilidad de los mercados alcistas y protegiéndonos cuando hay caídas en los mercados.

¿Quieres comprobar si tu plan de pensiones te da la rentabilidad que necesitas?