Planes de pensiones: el límite en las aportaciones está en 2.000 euros

HomeBlogJubilación
25/11/2021

El plan de pensiones es el producto por excelencia de la recta final del año. Por lo general, en el último trimestre es cuando nos acordamos de que se nos acaba el plazo para aportar a nuestro plan de pensiones y poder aplicarnos la deducción al hacer la declaración de la renta el año que viene. Y, este 2021, en el que la fiscalidad de los planes de pensiones ha variado, las dudas se incrementan: ¿hemos aportado lo máximo posible este año a nuestro plan de pensiones individual?

Hasta el 31 de diciembre del 2021, el límite máximo era de 8.000 euros, es decir, cada año podíamos aportar esa cantidad, destinándola, así, al ahorro para nuestra jubilación, y desgravarnos una parte, en función de nuestro tipo marginal, en el IRPF. Sin embargo, el 1 de enero del 2021 el límite bajó a 2.000 euros para planes individuales y subió a 8.000 euros adicionales por contribuciones empresariales. Entre ambas aportaciones se podría alcanzar la cifra de 10.000 euros al año.

¿Y cómo me va a afectar el nuevo límite al hacer la declaración de la renta?¿Qué beneficios fiscales voy a tener este año? Por ejemplo, si tenemos en cuenta la escala estatal y que no nos podemos aplicar otra deducción, con un tipo marginal del 19% y aportando 2.000 euros al año, Hacienda nos va a devolver 380 euros. Si nuestros tipo fuera del 47%, con la misma aportación, la devolución sería de 940 euros.

¿Qué más ha cambiado? Novedades a tener en cuenta

En el caso de las aportaciones en los planes de pensiones en los que el titular es el cónyuge, el límite anual está en 1.000 euros si este no tiene rentas de trabajo o de otras actividades económicas superiores a 8.000 euros anuales. Hasta el año 2020 el límite de las aportaciones a favor del cónyuge ascendía a 2.500 euros anuales.

Por otra parte, los contribuyentes con discapacidad tienen la posibilidad de llegar hasta los 24.250 euros anuales y sus familiares, 10.000 por cada uno. Eso sí, el total de ambas partes no puede exceder los 24.250 euros.

Esta nueva fiscalidad ha vuelto poner sobre la mesa el debate sobre la rentabilidad de los planes de pensiones y si son un buen producto a la hora de preparar la jubilación. ¿Y qué dicen las cifras? Durante el primer semestre del año los planes de pensiones individuales recibieron un 22% menos de aportaciones que en el mismo periodo del 2020 -309 millones de euros menos-, siendo también inferiores las contribuciones mensuales durante los meses que conforman este primer semestre con respecto a los cuatro últimos años, según señalan los datos de la patronal Inverco, Asociación de Instituciones de inversión Colectiva y de Fondos de Pensión.

Aunque el límite de lo que podemos aportar se haya reducido notablemente, debemos tener claro que los planes de pensiones siguen siendo un buen producto para preparar nuestra jubilación y que nos siguen aportando ventajas a la hora de ahorrar para cuando dejemos de trabajar. Además, teniendo en cuenta que la cantidad que se puede invertir en planes individuales cada año se está reduciendo, una opción que nos podemos plantear es aportar lo máximo posibles y complementar nuestra inversión para la jubilación con otros productos como, por ejemplo, los fondos de inversión.

¿Y el año que viene? La fiscalidad de 2022

Los Presupuestos Generales del Estado para el 2022 recogen otra rebaja, situando el límite de aportación en 1.500 euros anuales en los planes individuales y elevándose a 8.500 euros la aportación deducible en el caso de los planes colectivos o de empresa. Entre ambas, la aportación total se quedaría en 10.000 euros anuales.

Estos cambios implantados desde el Ejecutivo pretenden crear un marco común al que se sumen los planes colectivos de las empresas. El objetivo final es promover los planes de empleo como forma de ahorro a largo plazo. Este producto lo dispone actualmente menos del 10% de los trabajadores en España, según el informe de planes de pensiones de empleo del Observatorio Inverco, y quieren facilitar e incentivar así el acceso a estos, sobre todo para autónomos, pymes y administraciones.